Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Los edulcorantes artificiales nos hacen comer más?

Edulcorantes comer mas

Existen datos fehacientes que sugieren que los sustitutos de azúcar, a pesar de que cuentan con menos calorías que el azúcar normal pueden causar estragos metabólicos, lo que paradójicamente puede ocasionar un aumento de peso a largo plazo. Un nuevo estudio publicado en Cell Metabolism señala que los edulcorantes artificiales imitan un estado de hambruna en el cerebro, lo que genera que se busque energía a través del consumo de comida.

De qué trata el estudio

En colaboración entre investigadores del Centro de Charles Perkins de la Universidad de Sydney y el Instituto Garvan de Investigación Médica, se dedicaron a alimentar moscas de la fruta con una dieta a base de levadura y sacarosa (o edulcorante sintético sucralosa) empleando distintos alimentos bajos en calorías. Al cabo de 5 días las moscas alimentadas sin azúcar consumieron un 30% más calorías que las otras. Cuando la sucralosa fue retirada de su alimentación, el consumo de calorías en el grupo que no tomaba azúcar volvió a sus niveles.

Ahora bien, usando la técnica de ensayo de respuesta de extensión probóscide (prueba de sabor que va a determinar el interés de una mosca en consumir un alimento), los autores también encontraron que el consumo de sucralosa se tradujo en una motivación significativa de comer azúcar real. Lo que significa que a la larga les resulte más agradable. Por ello, se ha llegado a la conclusión que tras el consumo constante de edulcorante artificial, los animales pueden ser capaces de detectar concentraciones pequeñas, por lo que los lleva a comer más y responder fisiológicamente con mucha más intensidad. En otras palabras, cuando el cerebro detecta dulzura en ausencia de energía calórica, lo compensa aumentando la palatabilidad del azúcar, haciendo que incremente el consumo de alimentos.

Pero al parecer dichas conclusiones no se limitan a las moscas de la fruta. El equipo fue capaz de replicar los resultados en roedores. Tras 7 siete días con una dieta de sucralosa, los ratones mostraron un aumento en el consumo de alimentos (50%). Sin embargo, la evidencia de que los azúcares artificiales son perjudiciales metabólicamente es cada vez más fuerte. Una investigación publicada en Nature en 2014 informó que algunos edulcorantes sintéticos pueden alterar la microbiotica intestinal tanto en ratones como en seres humanos para promover la absorción de calorías. Mientras que otro estudio más reciente encontró que el consumo de sucralosa deteriora la capacidad del cuerpo para poder procesar el azúcar normal. Lo que genera que la ingesta de alimentos dulces y grasos altera la química del cerebro en el sistema de recompensa, llevando a comer en exceso.

Edulcorante artificial

Así que si los edulcorantes artificiales hacen más apetecibles los alimentos, entonces existiría una batalla entre la fuerza de voluntad y aquel bocado lleno de grasa. Pero no hay una justificación que afirme que los médicos desaprueben comer alimentos endulzados artificialmente. Lo que se si tiene que tener muy claro es que el consumo excesivo de azúcar puede traer un sinfín de consecuencias nada gratas para el organismo.

Última actualización: 12 de August, 2016

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo