Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Raiz de jengibre

El jengibre es una raíz originaria de la India y China que ayuda a aliviar las náuseas y luchar contra el cáncer de próstata. También combate la inapetencia, mejora las digestiones complicadas, facilita la expulsión de gases y controla las diarreas. Además, posee propiedades estimulantes, aperitivas y tónicas, y suele ser utilizado para combatir diversos dolores. Sin embargo, uno de los grandes secretos que guarda el jengibre, es su capacidad de prevenir enfermedades circulatorias, cardiovasculares y degenerativas, gracias a sus antioxidantes. Si quieres conocer más, continúa leyendo este post.

El jengibre, ideal para destapar las arterias

Durante los últimos 10 años, investigaciones han demostrado que el jengibre podría aportar grandes beneficios cardiovasculares, dado que, según estudios en animales, una dosis de extracto de jengibre al día disminuye el 44% de las lesiones ateroscleróticas aórtica, el 33% de colesterol LDL en sangre, el 52% de colesterol VLDL y el 27% de los triglicéridos en 10 semanas. También, se ha confirmado que los antioxidantes fenólicos poseen propiedades analgésicas y antiinflamatorias parecidas a los antiinflamatorios no esteroides.

Por otra parte, el jengibre posee sustancias que reducen el dolor, la inflamación y la rigidez, sobre todo en artrosis de rodilla. También se ha podido comprobar que el jengibre es una esperanza en el tratamiento de diversos tipos de cáncer, ya que produce la apoptosis, es decir, la muerte en las células cancerosas en la próstata. Además, reduce el 40% de las náuseas ocasionadas por la quimioterapia.

¿Cómo utilizar el jengibre?

El jengibre ha sido una de las especies más apreciadas en el mundo gastronómico, dado que con él se pueden elaborar un sinfín de platillos. Actualmente se cultiva en Nigeria, Antillas, China, India y lugares tropicales no solo como condimento, sino también como planta medicinal.

El jengibre que compres debe ser aún joven y poseer humedad en su interior. Tampoco deberá contar con signos de resequedad ni heridas en su superficie, y estar a salvo de hongos. Puedes utilizar jengibre rallado licuados, platillos con pollo y pescado, y postres con frutas. También puedes conseguir jengibre seco molido y utilizarlo como sustituto de la pimienta.

Perfecto para activar la circulación

El jengibre ayuda a elevar la temperatura corporal, ocasionando una vasodilatación. El remedio se encuentra indicado en casos de hipotensión, astenia, afecciones respiratorias, falta de energía y trastornos circulatorios. Un especialista en naturopatía explica como preparar unas compresas con tela de algodón a la que se le da forma de saquito y se rellena con 6 cucharadas de jengibre fresco rallado. Posteriormente, se hierven dos litros de agua, se retira del fuego y se coloca el saquito.

Se tapa la olla y se deja infusionar durante cinco minutos. Cuando la temperatura sea tolerable, tendrás que colocar las compresas sobre el pecho o la zona afectada para generar calor y enrojecimiento. De esta manera estarás activando la circulación.

Como podrás ver el jengibre es ideal para activar la circulación y prevenir enfermedades cardiovasculares. También es eficaz para eliminar el mareo y el vértigo, mejorar el flujo sanguíneo, disminuir los dolores reumáticos y menstruales, favorecer la expectoración, combatir el envejecimiento prematuro causado por los radicales libres, y reducir el estrés, entre otras cosas.

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida.

Sigue leyendo