Beneficios de correr durante el embarazo

Beneficios de correr durante el embarazo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Corredora embarazada parque

Durante muchos años, a las mujeres embarazadas se les ha recomendado abstenerse de realizar cualquier tipo de actividad física. Se pensaba que tal esfuerzo sería perjudicial tanto para la madre como para el bebé. Sin embargo, los tiempos cambian y la ciencia investiga, y saca sus propias conclusiones. Hoy en día, los doctores recomiendan a las mujeres que se ejercitaban antes de quedarse embarazadas, que sigan su actividad deportiva durante la gestación, aunque con una intensidad menor. Pero ¿qué beneficios trae esto?

Recientes estudios muestran que la actividad física afecta positivamente tanto a mujeres embarazadas como a aquellas que no lo están con los mismos beneficios. Mientras estar en forma y fuerte es uno de los objetivos principales de la gran mayoría de las mujeres, pocas son las que piensan que correr debería tenerse en cuenta también. Por un lado, no es aconsejable comenzar una nueva rutina de ejercicio vigoroso durante el embarazo. En todo caso, puede ser necesario disminuir un poco al mismo tiempo que el embarazo avanza.

Embarazada corriendo

Como corredora, Kelly Collins de RunningMomCoach ha experimentado algunos de los beneficios de la actividad física durante el embarazo en primera persona.

“Supone un gran esfuerzo y trabajo dar a luz. Es difícil. Cuando corres, ya estás haciendo algo complicado. Pero cuando estás embarazada, todo se hace mucho más duro.”

Los beneficios de correr embarazada

Corriendo playa Según Collins, estos beneficios no solo afectan al momento del parto, sino también durante los 9 meses de embarazo. Durante ese tiempo, la mujer sufre de dolores de cabeza, calambres en las piernas, insomnio… Collins afirma que en cada uno de sus embarazos (un total de 3) salía a correr cada vez más tiempo. Esto le ayudaba a dormir plácidamente por la noche, tenía más energías al día siguiente y los calambres desaparecieron.

Los médicos están de acuerdo en que el ejercicio puede mejorar y/o prevenir algunas de las enfermedades más comunes asociadas con el embarazo. Esto genera una experiencia mucho más saludable y, posiblemente, más segura.

Un estudio reciente publicado por el Intituto de Ciencias del Movimiento y Medicina Deportiva de la Universidad de Ginegra (Suiza), encontró que la actividad física practicada de forma regular demostró traer beneficios tanto a la madre como al feto. Los efectos positivos sobre la madre incluían:

“Una mejor función cardiovascular, aumento de limitado durante el embarazo, disminución de molestias musculoesqueléticas, menor incidencia de calambres musculares, mejor estado de ánimo, y una reducción tanto de la diabetes gestacional como de la hipertensión gestacional.”

Criando un niño/a sano desde el principio

Corriendo pradera embarazada Los beneficios de mantenerse activo físicamente durante el embarazo no solo se detienen en las madres. Los bebés también pueden experimentar varios resultados positivos. A partir del estudio de Ginebra se puede afirmar que: “los beneficios del feto incluyen una disminución de la masa grasa, una mejoría en la tolerancia al estrés, y una maduración neuroconductual avanzada”. De todos modos, esto no es aplicable al 100% de las mujeres. Cada mujer es diferentes, y junto con tu médico, deberéis crear un enfoque individualizado a tu cuerpo y organismo. Según un estudio de la Universidad Marywood:

“La individualización de un programa de ejercicios para mujeres embarazadas implica un reconocimiento médico con el uso de un cuestionario sobre las actividades de preparación al embarazo, una estimación del nivel de actividad anterior, y el desarrollo de un programa específico para una mujer concreta.”

Si una atleta es saludable y ha sido ‘aprobada’ por el médico para seguir con la actividad deportiva durante el embarazo, sugerimos que siga su programa durante los 9 meses, si es posible, para aprovechar todos los beneficios que el ejercicio físico puede ofrecerle. Si una mujer es corredora, recomendamos que siga corriendo, pero reduciendo en un 50% la intensidad de su actividad progresivamente hasta el último mes de embarazo.

Archivado en Beneficios, Consejos, Correr, Embarazo, Running
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs