Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Por qué tenemos dolores después de entrenar?

dolores-despues-entrenar

¿Te ha pasado que después de un día de entrenar o realizar algún ejercicio te duele el cuerpo? Si bien, el ejercicio es parte importante de un estilo de vida saludable que ayuda a mantener flexibles las articulaciones, los tendones y los ligamentos e incrementa la fuerza de los músculos.

También es cierto que al hacer un ejercicio distinto o a un nivel de intensidad mayor probablemente los músculos empiezan a doler en los días posteriores.

Por qué el dolor se hace presente en los músculos tras algunos días de realizar el ejercicio

El dolor de algunos músculos tras el entrenamiento se le conoce como dolor agudo.

Es probable que se empiece a sentir dolor después de unas 12 horas de haber realizado el ejercicio y las molestias posiblemente alcancen entre las 48 a 72 horas, al cual se le dice dolor muscular de inicio retrasado.

Durante este tiempo el cuerpo está reparando el músculo, haciéndolo más fuerte y grande. Además de que también se puede notar que los músculos se sienten mucho mejor al realizar esa rutina, por lo que es normal.

Cómo diferenciar el dolor muscular de una lesión

Si al comenzar a realizar el entrenamiento y el dolor no desaparece después de 72 horas, empeora con el entrenamiento, hay presencia de enrojecimiento, inflamación, calor al tacto en la articulación/músculo, mareos o dificultad para respirar, lo más probable es que sea una lesión como un tirón muscular o esguince.

Para estos casos lo mejor es acudir al médico para una valoración minuciosa.

Qué hacer para minimizar el dolor muscular

dolor-entrenamiento

  • Realizar calentamiento: estudios han demostrado que estirarse antes de hacer ejercicio puede resultar benéfico para los músculos.

    Los ejercicios de calentamiento (correr, saltar la comba, trotar, levantar pesas livianas) son de baja intensidad y sirven para preparar el músculo y, con ello, poder aumentar de a poco el flujo sanguíneo.

  • Tomar agua: el agua regula la temperatura corporal lubrica las articulaciones y ayuda a transportar los nutrientes para brindar energía.

    Si se presenta deshidratación, el cuerpo no funcionará correctamente y podrían presentarse calambres, fatiga y mareos, entre otros síntomas.

  • Reposo: lo mejor es dejar pasar 48 horas antes de ejercitar el mismo grupo de músculos para que descansen y tengan la oportunidad de sanar antes de entrenar de nuevo.

    Si no se hace el reposo puede provocarse un daño en lugar de un desarrollo muscular.

  • Técnica correcta: si acostumbras a ir a un gimnasio es momento de decir al entrenador cómo hacer la técnica para el ejercicio (levantar pesas, uso de las máquinas de ejercicios, manejo de las bandas elásticas, etcétera).

    El llevar a cabo la rutina de ejercicios de manera adecuada va a evitar sufrir algún desgarre muscular o tirón en las articulaciones.

Por ello es importante saber que el éxito de unos músculos en crecimiento de manera constante es trabajando distintos ángulos con una buena alimentación y descanso.

Tomando en cuenta que un dolor muscular tras el ejercicio no es exclusivo de principiantes y es parte de un desarrollo muscular.

Última actualización: 23/09/2016 a las 12:30

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo