Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

3 remedios naturales para tratar la hipotensión o presión arterial baja

remedios-naturales-hipotension

Son muchas las personas que sufren de hipotensión, esto significa que la sangre circula en menos cantidades de las adecuadas, lo que puede ocasionar varios síntomas (desmayos o mareos, sueño, fatiga, letargo, sudoración o palidez, entre otros).

Dentro de las causas más frecuentes está una dieta pobre en calorías, vitaminas y proteínas, deshidratación, ingesta de medicamentos, pérdida de sangre, etcétera.

Así que para no tener una baja de presión arterial convendría seguir estos remedios naturales.

Infusión de romero

Romero

La infusión de romero tiene la capacidad de estimular al sistema nervioso central con el fin de mejorar la circulación de la sangre.

Además, otra buena opción es la de masajear las piernas con unas cuantas gotas de aceite esencial de romero previamente mezclado con aceite de almendras.

Para realizar este té se debe poner una olla con una taza de agua y cuando comience a soltar el hervor, agregar una cucharadita de romero y dejar durante un minuto, apagar.

Reposar unos segundos y servir.

Infusión de cola de león

cola-leon

Esta planta también se le conoce como agripalma y resulta eficaz para evitar la trombosis. Además, ayuda a mejorar la salud de los capilares sanguíneos y actúa como tónico cardíaco.

Por si fuera poco combate la fatiga y cuida el sistema cardiovascular y el nervioso. Para ello poner al fuego una taza de agua y cuando este hirviendo agregar una cucharadita de cola de león, dejar durante un minuto, servir y beber de inmediato.

Infusión de ginseng

Infusión ginseng y ginseng siberiano

El ginseg es una de las plantas más versátiles que existen, siendo ingrediente básico para muchos remedios naturales, ya que se le considera como el “todo terreno”, gracias a sus propiedades benéficas para el organismo.

En este caso, ayuda a regular la presión, ya sea alta o baja. Para preparar esta infusión solo es necesario poner a calentar una taza de agua y cuando rompa el hervor, incorporar una cucharadita molida de la raíz de ginseng.

Dejar reposar durante 15 minutos, colar y tomar.

Junto a estos remedios caseros es importante realizar ejercicio moderado con regularidad para poder promover el flujo sanguíneo.

Además, es importante acudir al médico para ver que está generando el problema, ya que estas infusiones no cumplen la función de un medicamento, más bien, es un apoyo natural y saludable que contribuyen a la causa.

Última actualización: 30/10/2016 a las 17:03

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo