Elimina la retención de líquidos con diente de león

COMPARTIR 0 TWITTEAR

diente-de-leon

El diente de león es una hierba que crece en lotes baldíos, pegado a los caminos y entre el pasto de los patios. El mismo posee una flor amarilla que, posteriormente, se transforma en una bola con pelusilla blanca, la cual suele ser soplada por muchos niños para que las semillas vuelen y se cumpla el deseo que han pedido. Al diente de león, conocido por su nombre científico Tarazacum Officionale, se le atribuyen diversas propiedades y se lo considera una planta medicinal.

El diente de león suele ser utilizado como diurético, por lo que ayuda a estimular la producción de orina y purificar los riñones, con el fin de evitar infecciones urinarias y cálculos renales. Todas estas propiedades se obtienen de la insulina que se presenta en la planta. Al contrario de otros diuréticos que generan una pérdida de potasio, el diente de león no reduce el potasio en el cuerpo, dado que es muy rico en este mineral y, por ello, su gran ventaja.

¿Cómo consumir el diente de león?

Las mejores infusiones depurativas y desintoxicantes

El diente de león puede ser consumido en forma de café, té, pastillas o cápsulas. Sus hojas tiernas pueden ser ingeridas crudas, o bien, colocarse en salmuera durante media hora para, después, cocerse al vapor como si de espinacas se tratara. Más allá de ser muy beneficioso, también cuenta con contraindicaciones como, por ejemplo, reacciones alérgicas. Por tal motivo, quienes consumen diuréticos, litio o medicamentos antihipertensivos, deben evitarlo, así como también las embarazadas, los niños pequeños y las madres lactantes.

Receta de sopa de diente de león

Ingredientes: 2 puerros, 50 g de diente de león, Sal marina al gusto.

Preparación: lava el diente de león, removiendo toda la tierra al igual que con los puerros. Corta los puerros en rodajas finas y coloca en un recipiente de barro ambos ingredientes junto con 1 litro de agua. Lleva a ebullición, sala al gusto y coce durante 15 minutos. Bate la mitad de la sopa de diente de león, rectifica de sal y sirve.

Además de esta planta diurética, existen otras para la retención de líquidos que favorecen el funcionamiento renal. Algunas de ellas son la cola de caballo, el enebro, el té verde, el perejil, el gordo, el abedul y estilo. Estas pueden ser consumidas por medio de infusiones o en forma de cápsulas que podrás encontrar herbolarios y tiendas naturistas. También puedes echarle un vistazo a estas infusiones depurativas y desintoxicantes.

Archivado en Diente de león, Orina, Plantas medicinales, Retención de líquidos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs