Logra un entrenamiento exitoso con 5 tipos de lagartijas previas

Logra un entrenamiento exitoso con 5 tipos de lagartijas previas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

entrenamiento-exitoso-lagartijas

Las lagartijas son ejercicios básicos y quizás la mayoría de las personas las hayan experimentado en algún momento de sus vidas. Este ejercicio se lleva a cabo, ya sea para poder completar una rutina con éxito y en algunos casos porque no se encuentra alguna máquina desocupada en el gimnasio. Las lagartijas con las que se está más familiarizado es aquella que comienza boca abajo sobre el suelo con las palmas de las manos apoyadas a lado de los hombros. Sin embargo, existen aquellas que son modificadas para poder lograr que el cuerpo este mejor preparado para poder llegar a las marcas estipuladas sin ningún problema.

Lagartija de diamante

La lagartija diamante se realiza para poder hacer el entrenamiento con un nivel de dificultad mayor pero aplicando menos fuerza. Para hacer la lagartija es necesario estar boca abajo sobre una superficie plana y colocar las manos bajo el pecho con los pulgares e índices tocándose para formar una figura de diamante. Luego bajar y subir de apoco de forma constante. Ten en cuenta que no se debe doblar la cadera y la espalda debe estar recta.

Lagartija con superficies inestables

Para llevar a cabo este ejercicio es necesario estar boca abajo y usar una superficie inestable para que sea más complicada la rutina. Se puede utilizar como superficies una fitball, un disco de balance, un cojín o sogas. Ahora ponla en el suelo y coloca la mano o el pie sobre ella, después realiza la lagartija.

Lagartija con los nudillos

La lagartija con nudillos son muy eficaces si se tiene problemas con las muñecas. Para ello colócate boca abajo y las manos deben estar apoyando el piso con el puño cerrado y los nudillos hacia abajo. Comienza a subir y bajar lentamente hasta completar una serie.

Lagartija con pies elevados

El realizar lagartijas con los pies elevados son muy fáciles. Eleva los pies, colocándolos en una superficie alta como una silla, banco, caja e incluso sobre las manos de un compañero. Tan solo comenzar a flexionar los brazos para subir y bajar continuamente

Lagartijas con un brazo

Es un ejercicio de gran dificultad pero con grandes beneficios. Ponte boca abajo apoya un brazo y las puntas de los pies en el piso, encuentra el balance y comienza a bajar de a poco. Repite con el ejercicio con el otro brazo.

tipos-lagartijas

Si has notado que al realizar esa lagartija básica te parece un tanto monótono, lo que puede ocasionar el tirar la toalla antes de tiempo a pesar de las grandes ventajas que tiene hacerlas. No te preocupes más pruebas sus variantes y logra esa meta que te has propuesto con toda la buena actitud.

Archivado en Ejercicios, Flexiones, Rendimiento deportivo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs