Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Debes saltarte tu entrenamiento cuando estás enfadado/a?

Enfadado levantando pesas

En la vida no todo puede ser controlado por uno mismo. Las emociones son una herramienta de nuestro organismo que nos permiten afrontar situaciones de un modo distinto cada vez. Sin embargo, cuando ese sentimiento llega cargado de ira y dolor, es difícil realizar una tarea que debería suponer o trasladarnos a un estado de felicidad absoluta. Todos sufrimos algún tipo de trastorno alguna vez al cabo de nuestra vida, y no por eso debemos privar a nuestro cuerpo del trabajo físico que requiere. Por tanto, ¿es saludable dejar de entrenar esos días en los que nuestro cuerpo no está para risas?

Si haces ejercicio con regularidad, las probabilidades de tener diferentes sensaciones y estados de humor son notables (feliz, cansado, enfadado, entusiasmado, etc.). La mayoría de las veces el entrenamiento hará que te sientas mucho mejor que cuando comienzas, gracias a las endorfinas que segregamos durante el proceso. Pero, según un nuevo estudio de ‘Circulation’, puede ser peligroso entrenar cuando tenemos algún trastorno o nuestro humor no sea el mejor para afrontar una actividad así.

Qué dice el estudio

corredora enfadada

Los investigadores preguntaron a más de 12.000 personas de unos 52 países distintos que habían experimentado ataques al corazón o cambios de humor durante las 24 horas previas a alguna actividad física. Resultó que las probabilidades de tener un ataque al corazón eran de 3 veces mayor para aquellos sujetos que habían entrenado enfadados y se agravó durante los 60 minutos previos a la actividad física. Según los expertos:

“Esto es una paradoja. Durante el ejercicio físico, el riesgo de padecer un fallo cardíaco se incrementa si tienes una condición, trastorno o enfermedad subyacente. Esta condición puede ser alta presión sanguínea, colesterol alto o diabetes. La paradoja llega cuando, haciendo ejercicio habitualmente, cuanto más largo sea el entrenamiento, los riesgos disminuyen.”

Por tanto, si has tenido problemas de corazón, el entrenamiento es muy importante para mejorar la propia salud en general, pero esto también incrementa el riesgo de padecer un ataque al corazón mientras te ejercitas.

Resumiendo un poco

enfadado

El estudio se llevó a cabo con gente que podría sufrir ataques al corazón. No toda la gente del estudio, que estaba cabreada durante el entrenamiento, tuvo buenos resultados. Si no tienen preocupaciones antes de ejercitarte, no deberías preocuparte. Además, la gente en el estudio tenía una edad media de 58 años, y el 75% de ellas eran hombres. Por tanto, desconocemos aún si el riesgo es igual en ambos sexos o en jóvenes.

La verdad es que se ha probado que el ejercicio físico reduce los niveles de estrés, y puede ser utilizado eficientemente en el tratamiento de la depresión y la ansiedad, según numerosos estudios de la última década. Una vez tus niveles de estrés estén vinculados a tu corazón (y al resto de tu salud) cualquier cosa que puedas hacer para reducir esos niveles, será bienvenida. La mayoría de la gente piensa que los beneficios del ejercicio físico superan a sus desventajas o riesgos, incluso si no están de buen humor.

“Algunas personas utilizan el ejercicio físico como medio para reducir su estrés. Y muchas enfermedades –incluyendo ataques de corazón– están asociados al estrés”. Jason H. Wasfy (cardiólgo en el Hospital General de Massachusetts)

Si eliges ejercitarte mientras estás de mal humor, se recomienda estar bien alerta de los riesgos que corres a nivel genético: alta presión sanguínea, altos niveles de colesterol, diabetes, o problemas cardiovasculares en el historial clínico de tu familia. Pon atención en los síntomas que pueden en ocasiones ser los precursores de un evento cardíaco, como dolor en el pecho, tirantez pectoral, acortamiento de la respiración, etc. Si tienes algunos de estos síntomas, deberías parar cuanto antes y ser evaluado por algún cardiólogo/a.

Última actualización: 16 de October, 2016

JuanMi Guirado

Foto JuanMi Guirado

Performance Manager en Difoosion. Experto en marketing de afiliados, patrocinio y perfeccionamiento de medios. Ocho años de experiencia en el sector como redactor, formador y mánager de equipos. Mi perfil en LinkedIn

Mi equipo de trabajo:

Sigue leyendo