Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Combate los nervios consumiendo anís

anís estrellado en cuenco

El anís es una planta de origen oriental que fue llevada a Europa y hoy, el mejor del mundo se cultiva en España. Para la medicina popular, el anís tiene muchos usos como, por ejemplo, aliviar la ansiedad y mejorar la memoria. La esencia del anís es el producto que cuenta con propiedades terapéuticas de la planta, si bien en concentraciones de 2 al 3 por ciento en los frutos una vez llegados, pudiendo encontrarse en concentraciones de hasta el 6 por ciento. La esencia del anís es llamada anetol y es la sustancia que le da su característico olor. Conozcamos un poco más sobre esta planta.

¿Para qué sirve el anís?

anís estrellado, semillas, salvia y limón

El anís es una planta medicinal antigua que se conoce por sus propiedades benéficas para la salud. Entre ellas, se pueden destacar sus propiedades expectorantes, siendo sumamente efectivo cuando existen ataques de tos improductiva; también se trata de un carminativo natural, por lo que ayuda a expulsar gases. Uno de los usos más populares del anís es para aliviar los dolores de los cálculos de vesícula.

Por otra parte, posee un efecto la galactógeno, es decir, que aumenta la secreción de leche, siendo beneficiosa para la lactancia. Asimismo, ayuda a tener períodos menstruales regulares y alivia los cólicos y síntomas premenstruales.

También se aconseja en casos de nerviosismo, ansiedad, estrés y sensación de inquietud, gracias a sus sustancias sedantes que no solo son anti-espasmódicas y analgésicas, sino también poseen un efecto relajante.

Infusiones de anís para todo

té de anís

  • Gases: si deseas expulsar los gases, tendrás que preparar un remedio con anís. Para ello, por a hervir una taza de agua con una cucharadita de anís estrellado o anís verde durante 10 minutos y bebe un par de tazas de a sorbos, cada tanto.
  • Dolor de vesícula: pon a hervir una cucharadita pequeña de frutos de anís verde por taza y bebe dos a tres tazas diarias, después de las comidas.
  • Nerviosismo y falta de memoria: pon una cucharadita de frutos secos de anís por taza de agua y bebe una o dos tazas al día, endulzando la infusión con miel de abejas. También puedes mezclarla con tilo y melisa.
  • Tos: mezcla una cucharadita de frutos secos de anís por taza de agua y deja hervir durante tres minutos. Aparta del fuego y deja reposar durante cinco minutos y cuela. Beba de dos a tres tazas al día después de las comidas y, si deseas acentuar sus propiedades, puedes exprimir el zumo de un limón y endulzar la infusión de anís con miel de abejas. Para aliviar los cólicos, también puedes beber esta misma infusión, tres tazas al día.
  • Bebés: hierve un fruto de anís en una taza de agua durante 10 minutos y deja reposar cinco minutos. Cuela y prepara con esta agua su leche, o bien, dásela a beber sola.

Otras maneras de consumir anís son la tintura, la esencia y el licor. No obstante, siempre debe hacerse con moderación porque en exceso puede ser tóxico. Por otra parte, el anís se usa como aderezo en la cocina y, también, se utiliza para aromatizar pescados, sopas cremosas, licores y aves.

Última actualización: 2 de November, 2016

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo