Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Rutina de Yoga, ideal para principiantes

Perro boca abajo

Antes de comenzar con la rutina de Yoga, ponte una ropa cómoda y átate el cabello para que no moleste. Descálzate para entrar en contacto con la tierra.

Aprovecha el día fresco de la mañana, eliminando el estrés y todo tipo de ansiedad. Llénate de energía positiva, pon una playlist de sonidos de la naturaleza y prepárate para encarar el día con buen humor.

Párate en el extremo de la esterilla de Yoga, respirando profundamente unas tres veces por la nariz y continúa con los ejercicios.

Ejercicio 1

Rutina de Yoga, ideal para principiantes

Acuéstate boca arriba sobre una esterilla de Yoga con las piernas ligeramente abiertas y los brazos estirados a un lado con las palmas arriba.

Inhala y exhala profundamente durante unos segundos y, posteriormente, eleva 10 veces una de tus piernas hasta formar una L con tu cuerpo.

Hazlo lentamente. Después, repite con la otra pierna y cuando te sientas cómoda, eleva ambas piernas unas 5 veces.

Ejercicio 2

Ponte en posición de cuatro puntos de apoyo con las piernas y los brazos separados a lo ancho de los hombros. Inhala abriendo el pecho y exhala, arqueando la columna hacia arriba y bajando la barbilla al pecho.

Haz este ejercicio gato-vaca unas 10 veces.

Ejercicio 3

Ahora apoya los dedos de los pies y levanta las rodillas despacio mientras empujas con tus manos el piso, tratando de llevar el torso hacia atrás, de modo que tu cuerpo vaya formando una V invertida.

Si tienes buena flexibilidad, apoya las plantas de los pies a la esterilla y mantén las piernas totalmente estiradas, pero si no te animas, mantén las rodillas apenas flexionadas y los pies en punta.

Ejercicio 4

Rutina de Yoga, ideal para principiantes

Acuéstate boca abajo con tus manos apoyadas a los lados de tu cuerpo a la altura del pecho y los codos hacia arriba. Extiende los brazos, empujando el suelo con las manos y subiendo el torso, de modo que puedas mirar al frente con la barbilla recta.

Baja tu pecho y da un impulso para quedar en cuatro puntos de apoyo. Después, lleva el culo a los talones y permanece en la postura del niño con las manos extendidas hacia el frente.

Descansa durante unos segundos o minutos y comienza el día con el mejor ánimo.

Si te ha gustado esta rutina de Yoga para principiantes deja tu comentario y visita la categoría Yoga, en donde encontrarás muchos ejercicios más.

Te aconsejo practicar esta rutina por la mañana, o bien, antes de ir a dormir, para liberar las tensiones, el estrés, la ansiedad y el malhumor.

Última actualización: 05/11/2016 a las 20:18

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo