Consejos y ejercicios para perder grasa de la espalda

Consejos y ejercicios para perder grasa de la espalda

COMPARTIR 0 TWITTEAR

consejos-grasa-espalda

La grasa de la espalda es quizás de las situaciones que más causa molestia e inseguridad. Y aunque es un hueso difícil de roer, se puede acabar con ella con esfuerzo y dedicación. Tener músculos fuertes en la espalda es bueno para mantener una postura idónea. Así que unos cuantos ejercicios pueden ayudar a liberarse de ese problema.

Cómo perder grasa de la espalda

  1. Consumir alimentos enteros, sin procesar: haz que la dieta contenga principalmente proteínas magras (grasas saludables, granos enteros de frutas y vegetales, lácteos bajos en grasa) para que el cuerpo tenga lo necesario para estar con energía sin incrementar kilos extras.

  2. Beber agua: el ingerir líquido va a propiciar que el organismo trabaje de manera eficiente a la vez que va a ayudar a sentirse más satisfecho por un buen tiempo.

  3. Minimizar la cantidad de calorías diarias: el reducir 250 o 500 Kcal. cada día va a ayudar a perder desde 200 g hasta 500 g de peso cada semana. Ese peso saldrá del cuerpo entero y no solo de un área específica, así que los cambios son de manera paulatina.

  4. Realizar ejercicio aeróbico de 3 a 5 veces por semana: dependiendo de la condición que se tenga, es preciso adaptar una rutina de ejercicios aeróbicos con una duración de 30 a 90 minutos. Elige actividades de intensidad moderada como caminar, trotar, nadar, Kick boxing y andar en bici, entre otros.

Ejercicios para fortalecer y tonificar

ejercicios-grasa-espalda

  1. Toma un par de mancuernas e inclínate hacia el frente flexionando la cintura hasta que el torso se encuentre paralelo al suelo. Deja que los brazos cuelguen hacia abajo desde los hombros con las palmas de las manos viendo una hacia la otra. Levanta los brazos directamente hacia los lados y sostenlos durante unos segundos. Respira profundamente y de a poco regresa a la posición inicial. Haz 12 repeticiones 3 veces por semana.

  2. Recuéstate sobre una fitball con el abdomen sobre ella. La espalda recta, las piernas estiradas hacia atrás y los pies apoyados sobre el piso. Levanta el pecho de la pelota y deja que los brazos cuelguen hacia abajo. Después sube los brazos a un ángulo de 30˚ en relación a tu cuerpo para que se forme una “Y”. Haz una pausa antes de bajarlos y regresa de a poco a la posición inicial. Haz 10 repeticiones 3 veces a la semana.

  3. Acuéstate boca abajo sobre una esterilla. Presiona el vientre en el suelo y dobla las rodillas, tratando de alcanzar el borde exterior del tobillo derecho y luego el izquierdo. Una vez que tengas un buen agarre de cada tobillo, trata de mantener los dedos de los pies juntos. Respira al levantar los pies y los muslos lo más alto que puedas y desplaza el peso hacia adelante. Haz 5 respiraciones profundas.

Ya tienes una idea de que hacer para decirle adiós a esa incomoda protuberancia alrededor del área del sujetador. Ahora solo queda enfocarse en cambiar esos hábitos para que te sientas y veas bien. Recuerda que no es cosa fácil, pero lo que cuesta más trabajo se valora más y tarde o temprano tiene su recompensa ¡Empieza hoy!

Archivado en Consejos, Ejercicios, Espalda
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs