Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Baby Yoga, una modalidad que se puso de moda

Baby Yoga

Divertida como cualquier juego, el Baby Yoga es una disciplina maravillosa, ideal para los niños, dado que les enseña a encontrar el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Las poses de Yoga o asanas, están inspiradas en elementos de la naturaleza como las plantas y los animales. Con esta práctica, los peques logran adquirir una excelente postura corporal, un estado anímico sereno y un incremento en las defensas. Si amas hacer Yoga, también puedes practicar esta disciplina con tus pequeños. Descubre aquí las poses que puedes hacer con ellos.

¿Qué es el Baby Yoga?

Madre y bebé ejercitándose en casa

Resulta de una mezcla entre la adaptación de las posturas de yoga convencionales para los bebés con la práctica de diversos movimientos para estimular su integración sensorial. Estos ejercicios deben desenvolverse en conjunto entre padres e hijos, ya que ambos se benefician con esta práctica y logran construir vínculos afectivos más sólidos.

Las asanas se basan en muchas posturas del yoga tradicional adaptadas al cuerpo de los bebés, reuniendo el movimiento, el tacto, el sonido y el contacto visual en la misma actividad. Además de tratarse de una experiencia maravillosa es también una gran forma de ayudar a equilibrar el tiempo que los bebés pasan en las sillas, los andadores y los carros.

Asimismo, esta modalidad les es natural a los niños, dado que todas las criaturas nacen yoguis, es decir, cuentan capacidades naturales para los movimientos del yoga. Existen tres niveles de Baby Yoga: desde las dos a los siete meses, desde los siete meses a los 24 meses y desde los dos a los tres años.

Beneficios del Baby Yoga para los bebés

  • Promueve un sueño más relajado;
  • Mejora la coordinación, el equilibrio y las habilidades motoras;
  • Estimula el cerebro;
  • Desenvuelve la confianza física;
  • Mejora el desenvolvimiento muscular;
  • Estimula el aprendizaje futuro y los sistemas corporales: digestivo, respiratorio, nervioso e inmunitario;
  • Promueve un vínculo fuerte emocional con los padres.

Posturas de Yoga para bebés

posturas Baby yoga

  • Serpiente: el niño debe estar tumbado boca abajo con las manos apoyadas en el suelo en la línea de los hombros, elevar la cabeza, estirar los brazos y arquear la espalda.

  • Árbol: aunque sople fuerte el viento, jamás podrá derribar a un árbol con fuertes raíces. Este ejercicio del árbol es muy sencillo, pues el niño solamente deberá ponerse de pie con los brazos por encima de su cabeza y las palmas juntas.

Otros posturas de yoga

  • Gorila: pídele al niño que se ponga de pie e imite a un gorila golpeándose el pecho suavemente para activar su chakra corazón y recargar energías.

  • Gato: Dile al peque que se ponga de cuatro patas con la cabeza entre medio de los brazos y que después enconve y desencorve su espalda para imitar los movimientos de un gato.

Además de los beneficios del Baby Yoga para bebés, los padres también encuentran ventajas en esta modalidad como, por ejemplo, promueve y fortalece el vínculo entre los padres y los bebés; ayuda a ambos a conocerse mejor mediante la comunicación no verbal; disminuye los niveles de estrés y ansiedad; enseña los principios y las posturas de Yoga.

Última actualización: 20 de enero, 2017

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida.

Sigue leyendo