Consejos para cuidar las rodillas del deportista

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Consejos rodillas deportista

Quizás de los dolores articulares, el de espalda y rodillas sean de los principales. La edad puede ser un factor determinante para esta dolencia. Es por eso que una de cada tres personas de entre 30 y 40 años han sufrido ciertas molestias en la zona. Siendo la artrosis de rodilla la primera causa para la discapacidad de gente adulta mayor de 60 años. La rodilla es una articulación vulnerable, la cual soporta una gran cantidad de carga en las actividades diarias, sobre todo en el deporte. Así que es importante hacer algo para mejorar la salud de dicha articulación. Sigue estos consejos para cuidar las rodillas.

El cuidado de las articulaciones siempre es importante

  • Control del peso: cada kilo extra va a ejercer por lo menos unos 5 kilos más de presión sobre la rótula al bajar escaleras o correr. Por tanto perder 5 kilos va a minimizar como media un 50 % de los dolores de rodilla.

  • Cuidados en la alimentación: la alimentación ideal es aquella que sea equilibrada y rica en vitamina A, C, D y ácidos grasos omega-3. Incluso el beber agua durante todo el día va mantener el cuerpo hidratado y ayudar a metabolizar la grasa acumulada.

  • Elección de actividades de bajo impacto: en la medida de lo posible, es importante seleccionar deportes como andar en bici o natación, los cuales van a permitir mantener el tono muscular con bajo impacto articular.

  • Realización de técnica adecuada: una mala técnica de carrera puede ser un problema inminente que va a derivar en una lesión. Además, la falta de preparación muscular antes de iniciar el ejercicio puede ser contraproducente. Así que es preciso asegurar una preparación y técnica adecuada para rendir al máximo sin ningún inconveniente.

Cuidados rodillas

  • Elección de zapatillas correctas: unas zapatillas que se adapten a la pisadas y peso corporal pueden hacer la diferencia. En el día a día el calzado debe ser importante, ya que puede perjudicar el tacón alto y las suelas muy blandas o desgastadas.

  • Estiramiento de piernas: sin importar si se está en el trabajo o en un viaje largo, es indispensable asegurar levantarse y andar por lo menos cada hora para poder mover las rodillas de vez en cuando.

  • Chequeo médico: tras una lesión, no intentar hacer una actividad de impacto hasta que este completamente recuperado (a nivel muscular). Así que un chequeo médico para supervisar la mejoría siempre es bueno.

La rodilla recibe grandes cargas, tracciones y presiones, sobre todo en una vida deportista. Lo que conlleva a sufrir lesiones, pero un buen reforzamiento muscular junto con estos consejos van a evitar alteraciones y mejorar la salud de las rodillas para una actividad física a largo plazo.

Archivado en Consejos, Cuidados, Rodillas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion