Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Sirsasana, postura de Yoga para fortalecer brazos y abdomen

Sirsasana postura Yoga

Sirsasana es una de las posturas más importantes de la práctica de Yoga, ya que supone una base para otras asanas invertidas.

También se le conoce como postura “sobre la cabeza”. Y es una posición invertida que precisa de una buena técnica (mantener equilibrio) para poder obtener todos los beneficios a la vez que ayuda a mantener el cuerpo en óptimas condiciones.

Cómo se hace la postura Sirsasana

Ponte de rodillas, toma los brazos por los codos y colócalos sobre el piso en línea con los hombros. Ahora estírate hacia adelante juntando los dedos entre sí como si formaras un cuenco.

Apoya la parte alta de la cabeza en el piso entre las manos y comienza a presionar los antebrazos en el suelo, alejando los hombros de las orejas.

Es importante que el cuello se estire por detrás. Levanta las rodillas de la superficie y estira las piernas. Comienza a caminar de puntillas, llevando los pies hacia la cara hasta el punto que la espalda quede en el eje vertical.

Activa la zona abdominal, presiona los antebrazos contra el piso y eleva las rodillas de a poco.

Primero hacia el techo, dejando que los pies cuelguen un poco hacia el culo y posteriormente comienza a estirar lentamente las piernas hasta la vertical.

Mantén la postura contrayendo el abdomen y los glúteos. Después baja las piernas hacia el pecho, primero una y enseguida la otra.

Coloca los brazos a los lados de las piernas y la gravedad hará lo suyo para que estés en la posición inicial. Recupérate unos minutos.

Qué beneficios trae la postura

Sirsasana

Es sin duda el rey de las asanas por sus grandes virtudes que aporta.

  1. Libera la presión de la zona lumbar: al mantener totalmente la verticalidad de la postura ayuda a activar el core, lo que da como resultado una gran tonicidad de la zona abdominal a la vez que alivia la presión de la zona lumbar y sacra.

  2. Oxigena el cerebro: Al invertir el cuerpo va a contribuir a una gran irrigación al cerebro y, con ello, una óptima oxigenación sanguínea, rejuveneciendo las células.

  3. Fortalece brazos y zona abdominal: la presión que se ejerce en los brazos y el abdomen, propicia un estiramiento de los músculos, dando como resultado una buena tonificación.

  4. Ralentiza el ritmo cardiaco tras la rutina: el corazón no requiere realizar gran esfuerzo, ya que es una postura que ayuda a calmar mente y cuerpo.

  5. Estira toda la parte posterior del cuerpo: gracias a su complejidad la parte baja del cuerpo precisa de un estiramiento.

Así que si no conoces bien esta asana Sirsasana, tal vez convendría llevarla a cabo.

Aunque es recomendable hacerla con un profesor de Yoga calificado para que puedas realizarla correctamente sin lastimarte y, sobre todo, disfrutando sus ventajas.

Última actualización: 20/02/2017 a las 12:03

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo