Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Pasos básicos para una alimentación deportiva

Alimentación deportiva

Comer de manera equilibrada es importante para cualquier etapa de la vida. Por lo que tiene el mismo valor si se realiza una actividad física y, de nada servirá, si no se lleva a cabo de la manera correcta. La alimentación juega un papel fundamental para poder alcanzar los objetivos establecidos (mayor rendimiento, mejor marca, reponer el esfuerzo, perder peso, incremento de energía, etcétera). Sin embargo, será más viable si te propones y planificas cada tarea para poder adaptarlos a tus requerimientos personales.

Reglas simples pero efectivas

  1. Alimentación saludable: aléjate de dietas milagro, suplementos falsos, pastillas quema grasa que solo van a obstaculizar el trabajo. Empieza por construir bases firmes con una buena alimentación, ya después podrás ir variando para incorporar alimentos naturales repletos de beneficios.

  2. Planificar comidas: una de las mejores formas de asegurar que se va a comer sano es planeando un menú saludable. Si dejas a libre elección y llega el momento de comer, lo más probable es que optes por cualquier cosa y sea tu apetito voraz quien decida. Por ello compra y prepara con antelación para cada día.

  3. Mantener hidratación: el cuerpo cuenta con un 50% de agua, por lo que cualquier reacción química que se presenta en el organismo se da en un medio acuoso, excepto los músculos. Así que una ligera deshidratación va generar que el rendimiento se vaya a pique. Incluso un músculo deshidratado tiene más riesgo a sufrir una lesión.

  4. Dar prioridad a la ingesta de frutas y verduras: una dieta balanceada para poder obtener un rendimiento óptimo debe regirse a través de la ingesta de frutas y vegetales, ya que estos alimentos naturales otorgan vitaminas, minerales, fibra, fitonutrientes y antioxidantes que tienen efectos positivos y funcionales para el organismo.

  5. Adiós al miedo a consumir grasas: durante mucho tiempo los deportistas han huido de las grasas. Pero ahora toda visión ha cambiado, ya que se sabe que una dieta baja en grasas tiene un impacto negativo en el rendimiento y van más allá de un alimento calórico. Además, según la grasa que se elija beneficiará la salud cardiovascular como los ácidos grasos esenciales Omega-3.

  6. Consumo de proteínas: las proteínas son básicas para poder recuperar, regenerar y reparar los tejidos musculares que se han dañado tras el ejercicio. Por lo que es bueno tenerlas siempre presente.

Alimentación deportista

Estos pasos son sencillos de seguir y se vuelven parte de la rutina, pero con la diferencia de tener éxito en las metas establecidas. Así que dale con todo a la alimentación de la mejor forma.

Última actualización: 29 de April, 2017

Erika

Foto Erika

Soy mexicana. Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo