Beneficios de las semillas de girasol

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Semillas de girasol con cáscara

Las semillas de girasol, también llamadas pipas, cuentan con una gran cantidad de beneficios para la salud. Estas semillas provienen la planta del mismo nombre, y han sido uno de los alimentos principales de las comunidades indígenas antes del descubrimiento de América. Por su alto valor calórico y por el sodio que contienen, es fundamental que sean consumidas con moderación por aquellas personas que tienen problemas de presión arterial o con retención de líquidos, o que están en un plan de descenso de peso.

Quizás también te pueda interesar: Crackers crujientes de semillas

Conoce los 6 beneficios de las semillas de girasol

Semillas de girasol

1. Las semillas de girasol son perfectas para la salud cardiovascular, debido a su gran cantidad de vitamina E y magnesio. Tanto la vitamina como el mineral son sumamente importantes para prevenir enfermedades cardiacas, así como también para mejorar la circulación sanguínea.

2. Por si no lo sabías, contienen magnesio y potasio, dos minerales aliados de los deportistas y de aquellas personas que realizan esfuerzos físicos constantemente.

3. También tienen propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir los efectos nocivos de los radicales libres y, por ende, evitar la oxidación en nuestro organismo.

4. El consumo de semillas de girasol se encuentra indicado también en el embarazo, porque aportan ácido fólico, también conocido como vitamina B9, la cual ayuda a prevenir malformaciones en el feto.

5. Por otra parte, el fósforo y el magnesio son dos minerales que favorecen el funcionamiento del cerebro y mejoran la memoria, la concentración y el rendimiento.

6. Las pipas de girasol disminuyen el riesgo de osteoporosis gracias a su contenido en calcio, lo que las convierte en otra opción, además de los lácteos, para prevenir la descalcificación ósea, las quebraduras y las lesiones.

¿Sueles comer semillas de girasol con frecuencia? Deja tus comentarios y no te olvides de consumir una cucharadita tamaño postre de pipas de girasol, ya sea con o sin sal; sueltas o envasadas; crudas o tostadas; con o sin cáscara. Puedes comerlas como colación, en ensaladas o para sustituir las nueces en panes, galletas y bizcochos.

Archivado en Beneficios, Enfermedades degenerativas, Frutos secos, Semillas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs