Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Mujer haciendo ejercicio

El ejercicio después de los 40 años se encuentra recomendado como en cualquier otra edad. Sin embargo, durante esta etapa de la vida se torna crucial, tanto para los hombres como para las mujeres, debido a las alteraciones que el organismo va sufriendo. La actividad física debe ser practicada de manera regular y de forma adecuada para tratar algunos procesos de envejecimiento y proporcionar más salud, calidad de vida y energía. Sigue leyendo para conocer qué ejercicios hacer después de los 40.

Alteraciones corporales después de los 40 años

Dolor articular

Después de los 40 años algunas cosas cambian en el cuerpo, tanto en el hombre como en la mujer. Ambos ingresan en una fase en la que ocurren diversas alteraciones hormonales: en los hombres se reducen los niveles hormonales, en especial la testosterona y, en las mujeres se aproxima la menopausia.

Los niveles hormonales femeninos son disminuidos en el organismo, es decir, que los niveles de estrógeno tienden a bajar, surgiendo de esta manera diversas complicaciones como el riesgo de padecer enfermedades coronarias, depresión, ansiedad, problemas articulares, fatiga, incontinencia urinaria, reducción de masa muscular, aumento de grasa corporal y pérdida de masa ósea.

Además es habitual que aparezcan enfermedades crónico-degenerativas, como la diabetes, la hipertensión, el colesterol y la osteoporosis. La depresión y el sentimiento de vejez pueden estar presentes después de los 40 años, por lo que el ejercicio físico posee un papel sumamente importante, dado que contribuye a una mejor calidad de vida.

¿Qué ejercicios hacer después de los 40 años?

Ejercicio de resistencia

Algunos estudios demuestran la relación entre el ejercicio físico y la longevidad, dado que la práctica regular del mismo puede incrementar la esperanza de vida, como así también prevenir la aparición de diversas enfermedades, reducir el estrés, regular el sueño, promover una mayor capacidad física y la pérdida de masa grasa, y el incremento de masa muscular.

La musculación se encuentra recomendada para todas las edades, por lo que es fundamental que haya un trabajo general del refuerzo muscular, tanto sea de la parte superior como de la parte inferior del cuerpo, de manera tal que trabajen todos los músculos.

Por otra parte, el trabajo de fuerza demuestra grandes beneficios, pues disminuye los factores de riesgo cardiovasculares y el bienestar psicosocial. Este también puede disminuir la exigencia del miocardio durante las actividades cotidianas como, por ejemplo, cargar las bolsas de las compras, limpiar la casa, levantar objetos, etcétera.

Mujer haciendo ejercicio en casa

Si no tienes posibilidad de entrenar en un gimnasio, mantente activo con actividades diarias que pueden estimular el ritmo cardíaco. El ejercicio físico hará que te sientas con mucha más energía, incrementará la masa magra, mejorará el aspecto físico y te ayudará a luchar contra la pérdida de masa muscular.

Flavia

Foto Flavia

Soy maquilladora de profesión y maestra rotisera y pizzera de corazón. Mi gran pasión es la repostería y adopté la meditación y el deporte como estilo de vida. Puedes ver mi perfil en Linkedin.

Sigue leyendo