Todo lo que debes saber sobre la ciática

Todo lo que debes saber sobre la ciática

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Estiramientos dolor espalda

La ciática, también conocida como ciatalgia, neuritis ciática o lumbociática, es un término que hace referencia a un dolor intenso en la pierna que va de la mano con un posible hormigueo, debilidad o adormecimiento que comienza en la parte inferior de la espalda y recorre los glúteos y el nervio ciático mayor en la parte trasera de la pierna. La ciática no es una enfermedad por sí sola, sino más bien un síntoma de otro problema de salud. Continúa leyendo para conocer sus causas, síntomas y tratamiento.

Causas de la ciática

Pinzamiento en nervio ciático

Esto ocurre cuando hay una presión o un daño en el nervio ciático, que empieza en la región lumbar y recorre la parte posterior de cada pierna. La función de este nervio es la de controlar la región inferior de la pierna y los músculos de la corva, es decir la parte trasera de la rodilla. También le otorga sensibilidad a la parte trasera del muslo, a la planta del pie y a la zona inferior de la pierna.

Las causas más comunes de la ciática son: hernia discal lumbar, discartrosis, estenosis del canal lumbar, síndrome piriforme (un dolor que compromete el músculo piriforme en los glúteos), espondilolistesis ístmica y disfunción de la articulación sacroilíaca. Según la experiencia acumulada por HHP durante todos los años que llevan tratando esta y otras dolencias crónicas, nos han informado que los hombres de entre 30 y 50 años son los más propensos a sufrir ciática.

¿Cuáles son los síntomas de la ciática?

Dolor de ciática

El dolor puede variar y muchas personas sienten un leve hormigueo o una sensación de ardor, mientras que otras sienten un dolor tan intenso que imposibilita sus movimientos. Generalmente, el dolor de ciática ocurre en un costado. Algunas personas pueden tener dolores en una parte de la pierna y adormecimiento en otras zonas.

Este dolor también se puede sentir en la planta del pie o en la parte posterior de la pantorrilla, logrando un debilitamiento en la pierna y haciendo que el pie quede estancado en el suelo al caminar. La ciática puede comenzar lentamente y empeorar al toser, reír o estornudar, como así también después de sentarse o pararse, o al caminar varias manzanas.

Tratamiento para el dolor ciático

Alinear columna

Como la ciática es un síntoma de otro problema, es importante identificar la causa y tratarla. El tratamiento farmacológico no quirúrgico tiende a ser uno de los más empleados. El médico también puede aconsejar aplicar calor en el lugar donde se presenta el dolor para reducir los síntomas y la inflamación.

Un tratamiento muy eficaz que se está generalizando en los últimos años es la terapia por Andulación, la cual es muy eficaz, también, para aquellas personas la cuales sufren de ciática. Se trata de un tratamiento no agresivo, mediante una estimulación de temperatura por calor infrarrojo profundo y vibraciones mecánicas que aportan una gran mejoría para estos pacientes.

Los ejercicios de fisioterapia es otro tipo de ayuda complementaria a la terapia de Andulación, aunque dependerá del origen concreto causante de la ciática, así como de diversos factores, tales como el estado físico general del paciente y el nivel del dolor.

Los ejercicios fisioterapéuticos supervisados por un profesional, son un complemento a la terapia de Andulación.

¿Sueles sufrir de dolor ciático? ¿Qué haces para aminorar los síntomas? Deja tus comentarios.

Archivado en Ciática, Dolor, Dolor de espalda
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs