Luxación – Causas, síntomas y tratamiento

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Causas, síntomas y cómo tratar una luxación

Cualquier persona puede caerse, tropezarse o lastimarse durante un entrenamiento o bien practicando algún deporte. Al caerse, la articulación puede verse afectada y la persona puede experimentar una luxación. Generalmente, las personas mayores tienden a sufrir estos problemas, sobre todo si tienen restringida la movilidad. Los niños también son un grupo de riesgo, porque todo el tiempo están corriendo y no poseen el equilibrio y el reflejo totalmente desarrollados. Los atletas también pueden sufrir una luxación, principalmente si no tienen la orientación adecuada en cuanto a sus límites físicos.

Quizás también te pueda interesar: Lesiones más comunes en la práctica del CrossFit

Todos los huesos de nuestro cuerpo se encuentran encajados en articulaciones específicas. Una luxación es una condición en la que la extremidad de uno o más huesos sale de la posición en la que debería estar y, por ende, queda dislocado, es decir, el hueso se suelta de la articulación en la que está ligado. Todas las partes de nuestro cuerpo pueden sufrir una luxación: el pie, el hombro, el dedo, etcétera, aunque los hombros y los dedos son más propensos a sufrir una luxación.

No obstante, eso no impide que ocurra una luxación en las rodillas, en los codos y en la cadera. Algunas articulaciones como las de los hombros tienen un mayor riesgo de sufrir una segunda luxación después del periodo de recuperación de la primera por ser una región sensible.

Una luxación es grave y dolorosa, ya que el hueso queda fuera de lugar. Si no se trata, el desplazamiento puede desencadenar problemas y daños en los ligamentos, nervios o vasos sanguíneos.

¿Cuál es la causa de una luxación?

Una luxación ocurre cuando una articulación sufre algún tipo de impacto, ya sea una caída o un golpe. Estas lesiones también pueden ocurrir durante el entrenamiento. Como bien comentamos anteriormente, la región de los hombros es más sensible a dislocarse y, un hueso que ya fue dislocado es más propenso a sufrir otros dislocamientos en el futuro.

Factores de riesgo

Algunos de los factores de riesgo que pueden incrementar las chances de una persona a sufrir una luxación son los siguientes: adultos mayores y niños, caídas, genética, práctica de deportes de alto impacto o de contacto como luchas, básquet, hándbol, gimnasia, fútbol o mismo un entrenamiento mal orientado en la academia; accidentes de motos o carros.

Síntomas

Una luxación es fácil de observar, dado que la región puede hincharse y presentarse roja o en diversas tonalidades. Otro indicio de una luxación es la deformación del área. También puede haber dolor durante el movimiento, restricción o pérdida del movimiento, entorpecimiento alrededor del área y sensación de hormigueo en la región.

Te recomendamos leer: Cómo recuperarse de una luxación anterior de hombro

Tratamiento

Primeros auxilios en luxaciones

Antes de iniciar un tratamiento, es necesario hacer el diagnóstico adecuado. A veces es complicado determinar si el hueso está quebrado o si ha ocurrido una luxación, dado que los síntomas son similares. El tratamiento dependerá de la articulación que sufrió una luxación y también de la gravedad de la situación. En todos los casos hay que permanecer en reposo con el área afectada más elevada que el resto del cuerpo y hacer compresas con hielo en la zona.

En casos simples el hueso dislocado puede regresar a su lugar naturalmente al terminar este tratamiento, mientras que en casos más graves será necesario recolocar el hueso por un médico (se seda o anestesia a la persona), inmovilizar el área, tomar analgésicos y relajantes musculares para aliviar los dolores y comenzar una etapa de rehabilitación. En casos en los que la luxación daña los nervios o vasos sanguíneos habrá que operar.

Para evitar una luxación, la palabra clave es seguridad para prevenir las caídas y los accidentes.

Archivado en Caídas, Luxación, Tratamiento
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs