Cómo controlar la ansiedad ante una competencia

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Deportista ansiedad

Tanto la ansiedad como la excitación pueden llegar a alterar el rendimiento deportivo. Quizás, pueda parecer un poco absurdo, pero es que la línea que divide las emociones es tan fina que pudiera confundirse. La excitación no es mala ante una competición, pero si se tiene un nivel bajo podría llevarnos al fracaso. Por el contrario, si hay una sobreexcitación, podría perderse el control. Asimismo, la ansiedad previa a un reto está presente, pero es importante que todo deportista aprenda a limitarla para obtener el beneficio de todo el entrenamiento. Es por ello, que habría que seguir estos pasos para trabajar con la ansiedad.

Técnicas de relajación

Una excitación negativa es cuando los niveles de ansiedad son muy evidentes, ya que aumenta la presión arterial, cuesta trabajo conciliar el sueño y afecta la actividad motora. Así que lo ideal es seguir las técnicas de relajación. Lo primero es estar en una habitación oscura, acostarse y relajar la mente y el cuerpo (desde las extremidades hasta el resto del cuerpo). Pensar en el presente y concentrarse en la relajación, al cabo de unos minutos empezará a minimizar la presión sanguínea, la frecuencia respiratoria y se podrá dormir con tranquilidad. También se puede optar por un masaje antes de la competencia y después de los entrenamientos para liberar las toxinas corporales.

Dale un nuevo sentido al pensamiento

Mujer con ansiedad

Si la relajación no funciona del todo. Otra técnica es pensar en otras cosas. Muchos deportistas tienen otras responsabilidades, así que porque no dirigir esos pensamientos hacia ello. Incluso puede ser liberador tomar pequeños descansos en una biblioteca, un jardín o una habitación linda con música para poder evadir la ansiedad.

Otro problema son las competencias fuera de la ciudad. Los traslados pueden llevarnos a la ansiedad, así que lo ideal es viajar concentrado en tu música, en esa lectura favorita o incluso viendo una película (pero evita aquellas de terror o ficción, ya que podrían generar mucha excitación) que te hagan llevar el pensamiento a otra dirección.

Hazle frente a la ansiedad

Si todo lo anterior falla, lo único es hacerle frente a la ansiedad. Así que cuando llegue la competencia, lo necesario es mantener la calma y no tener miedo a enfrentar los miedos y trabajar en aquello que causa conflicto. Todo deportista acabará enfrentando a la ansiedad en algún momento. Así que lo mejor es tener el umbral de ansiedad y excitación lo más alto que se pueda para que la situación jamás nos sobrepase y, sobre todo, pueda llegar a afectar el rendimiento deportivo.

Así que es momento de tomar al toro por los cuernos y decirle basta a la ansiedad. Seguramente no es fácil, pero siempre hay que estar firmes en nuestras decisiones ¿Y tú, cómo enfrentas la ansiedad tras una competición?

Archivado en Ansiedad, Competición, Consejos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs