La importancia del ejercicio físico en la diabetes

La importancia del ejercicio físico en la diabetes

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La importancia del ejercicio físico en la diabetes2

La actividad física es importante para la salud de todas las personas, tengan o no problemas de salud. Sin embargo, el tratamiento de la diabetes requiere de una dieta alimentaria, medicamentos y control del estrés, además de las actividades físicas, independientemente del tipo. Durante el ejercicio, el cuerpo quema calorías y grasas y los músculos usan la glucosa para obtener energía. Una actividad regular evita que la glucosa incremente y, si la glucosa estuviera suficientemente baja, se puede incluso eliminar algunos medicamentos. Esto quiere decir que el ejercicio físico y la diabetes son grandes aliados y no hace falta hacer un entrenamiento de alto impacto, dado que pueden ser simples actividades rutinarias como caminar o limpiar la casa.

Te recomendamos leer: Cremas saludables, ideales para diabéticos

Además de los beneficios para la salud, con el ejercicio se reduce la glucosa, la presión arterial y los niveles de colesterol. También se mejora el flujo sanguíneo, el humor, el sueño y la memoria. Los diabéticos deberían hacer actividades físicas vigorosos o moderadas durante cinco días en la semana, durante 30 minutos, sin importar cuál fuera la actividad. Incluso puede dividirse en tres tiempos de 10 minutos para realizar en la mañana, la tarde y en la noche. Para perder peso, se aconseja hacer 45 minutos o más, distribuidos en cinco días de la semana, que igualmente pueden ser divididos en varias partes para hacer durante el día.

¿Por qué es importante aliar la diabetes y el ejercicio físico?

La importancia del ejercicio físico en la diabetes1

Las actividades físicas pueden disminuir el uso de medicamentos y lo mejor es que estas no presentan efectos colaterales. Se aconseja realizar algunas actividades específicas para cada tipo de diabetes, pues el control de los niveles de glucosa en sangre varía de acuerdo el tipo de diabetes. La incidencia de diabetes tipo II puede reducir en un 60 por ciento con ejercicios regulares, dieta y control de peso. En la diabetes tipo I, se mejora la sensibilidad a la insulina, la fuerza muscular y el aparato cardiovascular.

¿Qué tipo de actividad física hacer?

La importancia del ejercicio físico en la diabetes

Las caminatas son las más recomendadas, pero si se practican diversas actividades, quienes sufren de diabetes no correrán el riesgo de caer en la rutina. Las principales actividades recomendadas son ejercicios de resistencia y ejercicios aeróbicos. Los ejercicios de resistencia deberían llevarse a cabo antes de los ejercicios aeróbicos para reducir el riesgo de hipoglucemia.

Los ejercicios de resistencia incluyen máquinas, pesas y ejercicios con el propio peso corporal para adquirir fuerza muscular. El Taichí y el Yoga son ejemplos de ejercicios que trabajan la flexibilidad, y mejoran las articulaciones, el equilibrio y la resistencia. Por su parte, las caminatas, la natación, el ciclismo, el tenis y la danza son ejercicios aeróbicos que trabajan todos los grupos musculares del cuerpo y aceleran la respiración, estimulando el ritmo cardíaco.

¿Qué te ha parecido este post sobre la importancia del ejercicio físico en la diabetes? Deja tus comentarios y visita la categoría Salud para conocer muchos artículos más como estos.

Archivado en Azúcares, Diabetes, Ejercicios, Insulina
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs