Galletas saludables y fitness para mantener la dieta

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Persona con galletas

Si eres un fanático de las galletas, pero estás aburrido de sabores sosos por el hecho de que son bajas en grasa. Entonces es momento de darle vuelta de la hoja y empezar a tener un arsenal de esta propuestas saludables para disfrutar en cualquier momento. Seguro no volverás a verlas igual.

Galletas de avena y chocolate blanco

Una forma sencilla de comer un bocado saludable. En un bol vierte 350 g de harina de avena sabor chocolate blanco, una pizca de sal rosa del Himalaya, un sobre de levadura y un poco de edulcorante natural y, mezcla hasta integrar. Calienta 200 ml de leche de almendras y vierte sobre los ingredientes secos. Amasa durante 5 minutos hasta obtener una mezcla homogénea. Con la ayuda de un rodillo extiende la masa y dale forma con un cortador. Coloca sobre una bandeja de horno con papel siliconado, dejando una separación entre ellas. Hornea a 200˚C durante 15 minutos. Transcurrido el tiempo, saca y deja enfriar.

Galletas de plátano y canela

Preparación galletas

Una poción rica y saludable para comer después de un entrenamiento intenso. En un bol vierte 75 g de proteína sabor plátano, 2 cucharadas de canela en polvo, 2 cucharadas de harina de almendra, 2 cucharadas de harina de avena y un poco de edulcorante granulado y, mezcla hasta integrar. Después agrega una clara de huevo y 125 ml de leche de soja templada y remueve. Vierte una cucharada sobre una bandeja con papel siliconado, dejando una separación entre ellas. Hornea a 200˚C durante 15 minutos. Transcurrido el tiempo, saca y deja enfriar.

Galletas de almendras y crema de anacardos

Esta alternativa es excelente para las meriendas, ya que resulta saludable y proteica. En un bol agrega 50 g de crema de anacardos, 60 ml de clara de huevo, 1 cucharadita de canela en polvo y una pizca de edulcorante natural y, mezcla hasta homogeneizar. Después vierte 60 gr de almendra molida hasta integrar. Añade 80 g de harina de avena de a poco hasta que se incorpore. Tapa y lleva al frigorífico unos 45 minutos. Transcurrido el tiempo, extiende la masa con un rodillo y dale forma con un cortador. Coloca sobre una bandeja de horno, dejando una separación entre ellas. Hornea a 180˚C durante 15 minutos. Saca y deja enfriar.

Ya no hay pretextos para comer delicioso y saludable. Además, puedes llevarlas a donde quieras (al trabajo, al colegio o a una reunión) sin miedo a caer en la tentación de esos postres repletos de calorías ¿Qué dices?¿Lo intentas?

Archivado en Fitness, Postres, Recetas, Saludables
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs