Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Claves para un entrenamiento de montaña

Persona subiendo montaña

Imagen: sportlife

Al igual que en muchas actividades deportivas, el montañismo requiere de un entrenamiento específico tanto físico como mental.

Así que mientras mejor estás preparado, mejor será tu desempeño y motivación. Dentro de tu preparación, el factor físico debe ser primordial para cumplir los objetivos.

Así que los elementos principales para el buen entrenamiento es la flexibilidad, la fuerza y la resistencia.

No obstante, que la hidratación, la alimentación y el descanso no pueden quedarse atrás.

Resistencia

El ejercicio de entrenamiento cardiovascular es básico para incrementar la capacidad pulmonar y cardíaca, evitando que nos falte el aire al subir la montaña.

El correr es uno de los ejercicios más accesibles para poder elevar la intensidad del entrenamiento. Otro excelente ejercicio cardiovascular es andar en bicicleta, así como saltar a la comba.

Así que intenta hacer una rutina de por lo menos 4 veces por semana con días de descanso.

Fuerza

Se resume básicamente en hacer lagartijas, ya que te ayudarán a moverte con más eficacia.

De tres a cinco series de 30 minutos, es más que suficiente y lo puedes complementar con sentadillas.

Flexibilidad

La flexibilidad da masaje a nuestros huesos y articulaciones, ayudando evitar lesiones. Es importante hacer ejercicio antes y después de la actividad física.

De las disciplinas que mejor pueden complementar el entrenamiento es el Yoga.

Chica haciendo Fartlek por la montaña

Hidratación

Asegúrate de tomar 2 litros de agua al día, evitando bebidas energéticas y con exceso de sales. Opta por una bebida alta en electrolitos como el agua de coco.

Alimentación

La gasolina para poder darlo todo en los entrenamientos es la alimentación. Así que asegúrate de comer algo ligero, de preferencia fruta o una barra de granola antes de entrenar.

Mientras mayor sea la calidad de lo que comemos, mayor será el rendimiento y la recuperación. Después de entrenar, y lo mejor que puedes hacer, es consumir proteínas que ayudan a los relajar los músculos.

Trata de ingerir frutas en la mañana, una ración de verdura en la comida y abundante alimentos de granos enteros e integrales.

Evita alcohol y antes del ascenso, lo mejor será comer alimentos altos en carbohidratos.

Descansa

El descanso no solamente es no hacer nada, Así que trata de caminar 20 minutos diarios. Recuerda que dormir bien es importante, al menos ocho horas diarias.

Ahora ya sólo queda poner tu entrenamiento a prueba con una montaña de menor altitud y fácil y, conforme vayas teniendo más experiencia, ve por una de mayor dificultad

Última actualización: 31/05/2020 a las 17:03

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo