Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿El ejercicio ayuda a superar una adicción?

Hombre tirado en suelo

Imagen: expansion

Como es sabido, el ejercicio tiene grandes beneficios para la salud, tanto física como mentalmente.

El ejercicio físico sirve como punto de apoyo para superar muchos problemas, incluidos la adicción. Y no se trata de una hipótesis o de un cuestionamiento sin resolver, sino de una investigación que lo afirma.

El ejercicio y las adicciones

La mayoría de los tratamientos requieren de un asesoramiento que se centre en ayudar a la persona adicta a descubrir por qué continúa con esos comportamientos adictivos.

También se plantea formas efectivas de manejar los sentimientos que se relacionan con las conductas adictivas.

Y aunque estos enfoques son útiles para muchas personas con adicciones, algunas de ellas sienten que necesitan un poco de ayuda con los aspectos físicos en comparación con los aspectos emocionales de la adicción.

Es por ello que muchos encuentran el ejercicio como una forma de controlarlas. El ejercicio sirve como una herramienta de autoayuda para que las personas se recuperen de las adicciones.

Sin embargo, hasta hace poco no conocemos el valor de este apoyo.

Cuando una persona intenta superar la adicción, el cuerpo anhela la sustancia que produce endorfinas en el cerebro y se crea la sensación de estar drogado.

Y si a esto le agregamos el estrés de la vida diaria y los antojos, la mezcla puede alcanzar niveles estratosféricos.

El ejercicio vigoroso también libera endorfinas, lo que haces sentirte con una sensación de euforia que acompaña a un producto químico o aquello que te crea una adición.

Aunque pueda parecer menos intenso que lo que se experimenta con el alcohol, las drogas o lo que sea que te haya enganchado, los efectos de hacer ejercicio pueden ser agradables tanto física como mentalmente.

De hecho, un estudio con pacientes que recibieron tratamiento por abuso de sustancias demostró que, el ejercicio puede contribuir a una sensación de logro y una mayor confianza para mantenerse sobrio.

Por otra parte, es natural que una persona se siente ansiosa o deprimida cuando tiene abstinencia, pero el ejercicio puede fomentar una vida sana y sin adicciones en este sentido, el ejercicio contribuye a:

  • Minimizar la efectividad de las drogas, disminuyendo la susceptibilidad al uso y abuso.
  • Reducir los antojos del uso de sustancias.
  • Promover un sueño reparador.
  • Mejorar el pensamiento y proporcionar una perspectiva positiva.
  • Servir como un mecanismo de afrontamiento constructivo.
  • Reducir la ansiedad y el estrés.
  • Restaurar las células cerebrales dañadas por el abuso de drogas.
  • Llenar un vacío, al ofrecer estructura y rutina.

En conclusión, los expertos sugieren que el ejercicio puede aliviar los síntomas de abstinencia. Así que ya no hay pretexto para negarse a hacer ejercicio, ya que con ello encontrarás aspectos positivos a la vida.

Última actualización: 26/08/2020 a las 12:03

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo