Fortalece el abdomen después de una cesárea con estos ejercicios

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mujer césarea

La recuperación tras una cesárea es muy lenta y no solo es la molestia que implica tras cortar varias capas de la piel, sino que el abdomen precisa de tiempo para perder volumen y sanar. El realizar ejercicios abdominales puede reducir y tonificar la zona del estómago después de dicha cirugía. Tras la cirugía, las mujeres requieren de la menos cuatro semanas para perder volumen de la barriga de manera progresiva hasta que el útero involuciona y vuelve al estado anterior al embarazo. Al termino de la cuarentena, es probable que siga quedando algo de tripita y la piel flácida, por lo que es necesario ciertos movimientos enfocados a fortalecer el abdomen y recuperar la forma física.

Fondos con silla

Es un ejercicio para actuar sobre los abdominales oblicuos y rectos. Siéntate en el suelo, dando la espalda a una silla. Toma fuerte las patas de la silla, estira las piernas y contrae el abdomen lo más que puedas e intenta levantar las piernas. Baja despacio y repite el ejercicio. Recuerda que la respiración es clave para ayudar a tener un mejor control.

Abdominales con pelota de Pilates

Mujer pelota de Pilates

La pelota es una increíble herramienta para el embarazo y no puede quedar atrás para ayudar a tonificar el abdomen. Apoya la parte superior del cuerpo en la pelota para que sea el apoyo para subir y bajar mientras realizas el movimiento. Para ello, túmbate en el suelo y sube las piernas, apoyadas en la pelota. Toma aire mientras subes el torso y expúlsalo mientras bajas de a poco.

Abdominales en bicicleta

Los abdominales conocidos como bicicleta son fáciles y excelentes para realizar desde casa y contribuyen a fortalecer el área del estómago. Para ello, túmbate boca arriba sobre una esterilla o superficie firme. Entrelaza las manos detrás de la nuca. Flexiona todo lo que puedas la rodilla derecha, llevándola hacia el pecho (sin estirar el cuello). Eleva el torso para acercar el codo izquierdo lo más que puedas hacia la rodilla. Expira y regresa a la posición inicial para relajar la musculatura. Toma aire de nuevo y repite el movimiento hacia el otro lado.

Si vas ejecutando con frecuencia esta rutina, verás como poco a poco el vientre recupera elasticidad y tono muscular. Solo platica con tu médico para ver si eres apta para esta sesión física.

Archivado en Abdominales, Cirugía, Embarazada, Embarazo, fortalecer
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs