Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Dieta de mantenimiento para evitar el efecto rebote

Dieta mantenimiento

La dieta de mantenimiento es una solución para evitar el efecto rebote que se produce tras llevar consigo regímenes alimenticios en los que se restringe el aporte calórico, o bien, se eliminan ciertos grupos de alimentos. Así que convendría llevarla a cabo para ver su efectividad.

Qué es la dieta de mantenimiento

Esta dieta ha sido creada para aquellas personas que sienten que han obtenido el peso ideal pero no desean recuperar esos kilitos de más. Existen varias formas de llevar a cabo la dieta de mantenimiento, pero el principal punto es mantener los hábitos saludables. El introducir los alimentos de forma progresiva y un incremento paulatino del aporte calórico va a propiciar que el organismo se vaya acostumbrando a dicho aporte pero sin ganar peso.

Cómo funciona

Dieta

Para llevar a cabo esta dieta debe tenerse mucho control, ya que se deben racionar con moderación. Los primeros días la recompensa es ir aumentando si es que se logra semana tras semana mantener el peso ideal. El premio es una cena y el resto de los días seguir una pauta dietética estricta. Si después de esa semana se sigue en el peso correcto, la recompensa de la siguiente será una cena un día y al siguiente una comida abierta pero ligera. Es más se puede optar por un día de choque.

Los choques son una opción para compensar los excesos y, para ello, están estos ejemplos para que se ajusten a ti. Entre ellos están el choque de esparrago, el choque de pescado, el choque de pomelo y el choque de macedonia, entre otros. Así que si se obtienen más días en el peso ideal, se podrá premiar con algún postre (siempre y cuando sea con moderación y sin caer en la costumbre).

Menú del día

Este es solo un ejemplo de un día de la semana, pero puedes modificar con menús similares. Así que para el desayuno es una tostada con pavo o jamón, pero se puede sustituir por 6 galletas y una taza de infusión o zumo de fruta. A media mañana un zumo de naranja o una pieza de fruta. Para la comida pollo asado con vegetales al vapor. En la tarde un té verde o una pieza de fruta y para finalizar en la cena una sopa de verduras y pescado a la plancha.

Como verás no es nada descabellada esta dieta, ni mucho menos es dejar de comer por días. Solo empieza a comer de forma inteligente y mantén el peso ideal sin tener ese temido efecto rebote.

Última actualización: 27 de February, 2018

Erika

Foto Erika

Soy mexicana. Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo