Elimina la contractura con estas recomendaciones

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Persona contractura

Cuando los músculos se contraen, ya sea de manera voluntaria e involuntaria se produce una contractura. Este padecimiento puede traer consigo dolor y malestar, ya que evita que la sangre llegue a las células musculares y promueve la acumulación de toxinas en el área afectada. Pero con los cuidados necesarios, se podrá eliminar de forma sencilla. Así que echa un vistazo a estas simples recomendaciones y siéntete mejor.

Arcilla y romero

El romero cuenta con propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, lo cual ayuda a una óptima circulación sanguínea. Mientras que la arcilla contribuye a aliviar los dolores musculares. Por lo que estos dos productos naturales al combinarse, resultan eficaces para acabar con las contracturas. Así que vierte un vaso de agua en una olla junto con 50 g de romero y lleva a hervir durante 10 minutos. Deja que repose, después agrega 200 g de arcilla y mueve hasta deshacer por completo. Vuelve a mantener en reposo durante 2 horas. Aplica en la zona afectada y deja que haga su efecto unos cuantos minutos. Retira con agua caliente y repite el procedimiento 2 veces al día.

Baños de agua caliente

Baño

El agua caliente es de los remedios más sencillos que existen, ya que una ducha va a relajar el músculo, fomentar la circulación sanguínea y minimizar el dolor. Es más, puedes sumergir unos 5 a 10 minutos la zona afectada un par de veces al día. Ahora que si quieres maximizar la labor, puedes incorporar sales, vinagre o aceites esenciales a tu baño.

Estiramientos

Los estiramientos son excelentes para las contracturas, ya que permiten al músculo volver a su estado natural. Pero habría que considerar no forzar al máximo para evitar correr el riesgo de dañarlo más. Así que los movimientos deben ser suaves y delicados.

Ungüento de árnica

Ungüento árnica

Las propiedades desinflamatorias y analgésicas con las que cuenta el árnica ayudan a calmar el dolor y la inflamación originados por la contractura. Así que aplica un gel o ungüento en la zona afectada, realizando suaves masajes. Lo ideal es aplicar el ungüento después de tomar la ducha.

Estos simples pero efectivos consejos van a ayudar a terminar con esos nudos en el músculo. Pero si pasan los días y las molestias no minimizan, lo mejor es acudir con el médico para una valoración minuciosa.

Archivado en Consejos, Contracturas, Recomendaciones, salud
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs