Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Mejora la digestión con estos 5 movimientos

Persona digestión buena

El seguir buenos hábitos alimenticios y tener una postura óptima va a contribuir a una buena digestión.

Pero si con ello no estás del todo al 100%, entonces necesitas un impulso extra con estos ejercicios. Así que echa un vistazo y empieza activarte cuanto antes.

Flexión y presión en el abdomen

Ponte de pie y flexiona un poco el tronco hacia adelante. Presiona y moviliza con los dedos índice el punto Zhong Wan. Esto corresponde a mitad de entre el ombligo y la base del esternón, lo cual ayuda a equilibrar la energía.

Después lleva los pulgares a la apófisis espinosa de la 12a vértebra torácica. Comienza a presionar y bombear con los mismos.

Esto corresponde al punto Wei Shu de transporte (según la medicina china) para se pueda regular el proceso digestivo.

Fricción del abdomen

Ponte de pie y sitúa los dedos debajo de las costillas. Relaja el cuerpo, respira y fricciona varias veces hacia arriba y abajo hasta que sientas un cambio de temperatura corporal.

Después coloca la palma de la mano encima del ombligo y realiza círculos de derecha a izquierda en el abdomen. Un movimiento que va a provocar una mejora en la digestión.

Piernas a los costados

Persona piernas a los costados

Recuéstate sobre una esterilla con los brazos abiertos. Junta los pies y dobla las rodillas. Deja caer las piernas a un costado al momento de exhalar.

Haz una inhalación y regresa a la posición inicial. Alterna el lado y siente como se relaja el tejido abdominal.

Acaba con las piernas estiradas y respira de a poco.

Estiramiento de los brazos

Ponte de pie y separa las piernas a lo ancho de los hombros. Da un paso hacia atrás con los pies orientados al frente. Separa los brazos y entrelaza los dedos.

Ahora inhala a la vez que elevas los brazos por encima de la cabeza. Arquea todo el cuerpo para lograr abrir el tendinomuscular del estómago.

Flexión y respiración

Ponte de pie con las piernas a la altura de la cadera. Flexiona las rodillas y mantén alineada la columna. Inhala expandiendo el tórax y aplana el abdomen.

Exhala y activa la musculatura profunda del abdomen. Realiza varias respiraciones, pero no te excedas en la intensidad. Sin duda es un ejercicio que estimula el proceso digestivo.

Es una rutina de ejercicios muy sencilla pero que va dar pie a una digestión con mejor fluidez, además de ayudar a estimular el peristaltismo.

Así que evita problemas a futuro y logra un equilibrio.

Última actualización: 22/05/2018 a las 12:03

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo