Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Guarniciones bajas en calorías, pero con mucho sabor

Persona comiendo

Si tienes como propósito bajar de peso, entonces habría que fijarse la meta de la mejor forma. Esto quiere decir que no habría que dejar de comer hasta el límite, ya que puede poner en riesgo la salud. Más bien, es realizar un plan bien estructurado que propicie darle batalla a la báscula y, para ello, una dieta equilibrada va a ser de gran ayuda. Lamentablemente pocas veces tomamos en cuenta las guarniciones. Así que para no dejarlas de lado, a continuación te muestro un par de ellas que son bajas en calorías.

Calabacín gratinado

Un gran aliado para los platos light son los calabacines, siendo una hortaliza que aporta apenas unas cuantas calorías y un porcentaje considerable de agua. Incluso es rico en vitamina C y fibra. Para ello, corta un calabacín en rebanadas no muy gruesas. Distribúyelas en una fuente de horno previamente con un poco de aceite de oliva. Enseguida cúbrelos con una capa de cebolla cortada en rodajas finas, condimenta con sal y pimienta. Aparte mezcla una cucharada de pan rallado, una cucharada de queso bajo en grasa y una cucharada de semillas de sésamo y, esparce por encima de los calabacines. Lleva al horno durante 20 minutos a 180˚C.

Espárragos a la plancha

Espárragos plancha

Los espárragos son el acompañamiento idóneo para todo tipo de platos cuando se está a dieta. Es un alimento diurético que ayuda a prevenir la retención de líquidos. Por si fuera poco, al contar con una gran cantidad de fibra mantiene el transito intestinal regular, lo que a su vez evita el estreñimiento. Para ello, quita el extremo duro a los espárragos. Pon a calentar la plancha a fuego medio con un poco de aceite de oliva. Cuando esté caliente, agrega los espárragos y cocínalos durante 3 minutos por cada lado. Espolvorea un poco de sal. Listo.

Ensalada verde

La ensalada verde de brotes es una guarnición por excelencia, ya que le va bien a cualquier plato principal. Por lo regular suele estar compuesta de variedad de lechugas y aderezadas con vinagreta. Para ello solo es cuestión de elegir los brotes verdes que desees y mezclar con un poco de aceite de oliva extra virgen, una pizca de sal y limón.

Como te podrás dar cuenta, estás son solo unas cuantas guarniciones bajas en calorías para acompañar esos platos principales y, con ello, mantener un menú balanceado. Así que toma de base esto y haz tus versiones saludables.

Última actualización: 1 de July, 2018

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo