¿Cómo elegir al mejor entrenador personal?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Entrenador personal

Al entrar a un gimnasio y mirar a nuestro alrededor nos damos cuenta que de cada vez más son las personas que recurren a los servicios de un entrenador personal. Por lo que hoy en día puede ser una práctica habitual que está al alcance de todos. Sin embargo, no todos los entrenadores son los idóneos para la mayoría. Así que habría que considerar ciertos aspectos para elegir el mejor.

Estar al tanto de las rutinas

Un entrenador personal adecuado deberá intentar a toda costa que realicemos a la perfección los ejercicios. Para poder saber si esto es así, es primordial fijarse en su planteamiento. Es decir que explique con detalle el movimiento y la técnica (peso, postura, resultado, etcétera) para poder conseguir una base correcta y progresar de a poco.

Saber escuchar

Otro punto a considerar es que para elegir un buen entrenador es saber si nos escucha. Ciertamente habrá ejercicios más pesados y otros más fáciles, pero muchas veces es necesarios llevarlos a cabo. Sin embargo, hay rutinas que serán muy complicadas que nuestras capacidades impedirán hacerlo correctamente. En este caso, el entrenador deberá saber cuando parar para evitar un daño o lesión.

Instructor personal

Innovar y estar al pendiente de las tendencias

La innovación de las rutinas y los cambios de las mismas deben ser puntos a considerar. Un buen entrenador debe conseguir no caer en la monotonía. Así que para ello deberá estar al día y será capaz de aplicar nuevas tendencias, ya que los efectos en los entrenamientos serán de inmediato.

Incentivar para aprender

Para determinar si un entrenador es bueno o no, debemos prestar atención para saber si se preocupa porque aprendamos. Un buen instructor deberá ayudar a completar las rutinas y, para ello, es necesario que enseñe las técnicas, los motivos del por qué de la ejecución y las cargas. Así el objetivo es progresar y dejarnos valer por nosotros mismos en algún momento.

Jamás obligar

Un entrenador nunca debe obligar a hacer algo que pueda poner en riesgo la integridad física. Así que es preciso tener en cuenta esto. Si un instructor nos exige volar tan alto que es imposible conseguir o no está escuchando nuestros requerimientos o gustos, es mejor buscar más opciones.

Recuerda que para elegir al entrenador personal adecuado, es necesario tener claro que es lo que quieres para poder explicarle y, con sus referencias, poder tomar la mejor decisión.

Archivado en Claves, Entrenador, Entrenador Personal, Pautas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs