Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Cuál es la temperatura ideal del agua para lavar el rostro?

¿Cuál es la temperatura ideal del agua para lavar el rostro?

Cuando estamos al pendiente de la rutina de belleza, establecemos un orden determinado al usar los cosméticos y los productos faciales, según el tipo de piel que tenemos. No obstante, hay un punto importante que la mayoría olvida y es de vital importancia para mantener la salud de la misma, como la temperatura del agua para lavar el rostro. Así que si aún no sabes mucho sobre el tema, te recomiendo echar un vistazo a lo siguiente.

A qué temperatura usar el agua

La piel no reacciona de la misma forma con el agua caliente que con el agua fría o tibia. Así que lo primero que debemos sacar de nuestra mente, es la de adecuar los grados dependiendo la estación. La temperatura del agua puede parecer algo superfluo, pero esta influye de manera directa con el aspecto de la piel.

Según especialistas en el tema, aseguran que el lavarse el rostro con agua tibia tirando a un poco templada es mucho mejor. Si resulta un paso muy radical, se puede empezar de a poco con agua tibia e ir minimizando los grados. Además, los contrastes de temperatura ayudan a relajar la musculatura del rostro y estimula la circulación. En el caso de pieles sensibles o con mucho acné, lo ideal es el agua tibia aunque puede variar según el propósito de limpieza.

Mujer lavando cara

Y aunque las temperaturas altas deben evitarse en ciertos momentos, también pueden servir para otras situaciones. El agua caliente es buena cuando se va a retirar el maquillaje, ya que el agua fría endurece la pintura dificultando la eliminación. Pero para una limpieza puntual y muy profunda se puede decantar unos grados. Así que si se quiere dilatar los poros para quitar los puntos negros o abrir el folículo y facilitar la extracción de vello facial, se puede usar un tanto caliente. Eso si, habría que ser puntual en el tiempo, ya que puede deshidratar y eliminar los aceites naturales que protegen la piel, lo que a su vez causa sequedad y mayor cantidad de sebo que favorece a los eccemas e irritación.

A modo general, lo mejor es humedecer la cara con agua tibia y trabajar hasta que penetre bien. Después realizar el ultimo aclarado con agua fría, pero evitando que los poros se cierren antes de que la piel este completamente limpia.

Última actualización: 24 de November, 2019

Erika

Foto Erika

Soy mexicana. Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo