Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

¿Cuáles son las situaciones en las que debes frenar el ejercicio?

Mujer acostada aparato

Como es sabido, el ejercicio ayuda a mejorar la salud física y emocional.

Sin embargo, hay momentos en los que por muy ambicioso que sea el realizar ejercicio, es mejor frenar todo ello si existe algún percance.

Por ello habría que conocer cuáles son las situaciones en la que hacer una actividad física podría ser contraproducente.

Presentar dolor en zona lumbar

La lumbalgia es un trastorno común, el cual influye mucho por malas posturas (al sentarse, caminar y estar de pie de manera incorrecta).

Y aunque superarla puede ser con la práctica del ejercicio físico, cuando el malestar es demasiado fuerte lo mejor es optar por un reposo para que no sea mayor.

Así que tras la recuperación, evita deportes como el Power Walking y el Running, ya que supone un mayor impacto para las articulaciones cuando corres o saltas.

Dormir mal

No antepongas las ganas de ponerte unas zapatillas deportivas a la primera hora de la mañana si vienes arrastrando un cansancio de todo el día.

Practicar deporte sin haber dormido te va a sobrecargar, acrecentará la fatiga y te expondrá a sufrir una lesión.

Ingerir alcohol

Se desaconseja beber alcohol antes y después del ejercicio físico.

Combinar este hábito perjudica la síntesis de las proteínas que intervienen en el incremento y la reparación muscular después de la actividad física.

Mujer cansada

Tener fiebre

Una temperatura alta en el cuerpo, significa que está luchando contra alguna infección y, por tanto, no conviene que el cuerpo realice otra actividad que pudiera empeorar.

Aunque el ejercicio físico mejora el sistema inmunológico, cuando hay presencia de fiebre, es mejor no poner en riesgo a que el cuerpo se deshidrate o haga esfuerzos innecesarios.

Sufrir contusión cerebral

Una contusión de este tipo, es una herida en el cerebro y puede ser más o menos grave, por lo que no se debe realizar ejercicio físico hasta que el médico lo señale, de lo contrario esa lesión interna podría empeorar.

Tener una lesión

Una contractura, fractura o una simple cortada puede tardar en cicatrizar, así que si te ejercitas presentarás molestias en esa parte del cuerpo.

Por ello abandona esa terquedad por entrenar si no quieres que empeore la situación.

Así que es momento de priorizar ciertas situaciones y atenderlas cuanto antes para acudir al ejercicio de la mejor forma.

Ahora bien, no pongas excusas justificadas cuando no las hay y acude al gimnasio si estás en óptimas condiciones.

Última actualización: 28/03/2020 a las 12:03

Erika

Foto Erika

Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo