Dolores más frecuentes en corredores y cómo evitarlos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Dolor correr

El correr es uno de los ejercicios más recurrentes de las personas, ya que lo consideran un entrenamiento divertido y placentero. Sin embargo, el recorrer kilómetros diarios puede traer consigo dolores. Por ello, la recomendación es tomar ciertas precauciones para evitar lesiones.

Dolor de estómago

Seguramente la presencia de dolor en el estómago se debe a que no pasa mucho tiempo entre la comida y el entrenamiento. Cuando la comida se está digiriendo, el oxígeno que se requiere para continuar se traslada a los músculos al correr, lo que puede ocasionar ese dolor. Así que no corras después de comer. Como regla general se debe descansar al menos una hora por cada 300 calorías ingeridas.

Dolor de espalda o cadera

La razón de este dolor es por correr repetitivamente, ya puede provocar estrés en los huesos y las articulaciones. Así que trata de cumplir el kilometraje semanal, pero de una manera tranquila. Es importante aprender a diferenciar si presentas molestias que precisen parar o seguir corriendo a paso lento.

Dolor en los músculos

Es totalmente normal sufrir daños microscópicos gracias al ejercicio. El estirar correctamente va a ayudar a prevenir lesiones debido a la tensión en los músculos después de correr.

Dolor

Dolor en las rodillas

Cuando se incrementa la velocidad al correr, la fuerza muscular que se genera es más en las rodillas que en los tobillos o las caderas, ya que las rodillas se flexionan más. Así que es bueno fortalecer las piernas antes de empezar a correr para preparar la musculatura y evitar muchos problemas musculares y lesiones.

Dolor que impide respirar normal

Al aumentar la actividad física, los músculos requieren más oxígeno y eso implica que no se pueda respirar adecuadamente. Así que si apenas te inicias en el running, empieza con caminatas en intervalos para tener control de la fatiga y la actividad.

Siempre es mejor ser precavido y ante una molestia que impide correr con normalidad deja pasar unos cuantos días para ver si aminora. De no ser así, lo idóneo es acudir con el médico para que pueda diagnosticar qué puede estar provocando ese dolor.

Archivado en Corredor, Correr, Dolor, Lesiones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs