Recetas saludables libres de sal

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Plato con albóndigas

Si te han diagnosticado hipertensión arterial o tienes entendido que el exceso de sal no es buena opción para el organismo. Entonces es momento de aprovechar las hierbas aromáticas y especias que tenemos para dar sazón a las comidas. He aquí un par de recetas para que puedas redescubrir sabores y aprender a comer sin sal.

Albóndigas de pescado

Una receta repleta de sabor que no necesitará sal. Cocina 1 papa con agua hasta que quede tierna. Déjala enfriar y hazla puré. Cocina 500 g de filete de cazón hasta que quede tierno. Pica ½ taza de cebolla y 4 cucharadas de perejil. En un bol añade 1 huevo, 1 cucharada de harina y 2 cucharadas de aceite de oliva y, mezcla. Incorpora el puré de papa, el pescado picado o desmenuzado, el perejil y la cebolla hasta integrar por completo. Forma las albóndigas y coloca en una bandeja de horno con papel siliconado. Hornea a 200˚C hasta que se doren, saca y baña con una salsa de tomate, pimiento, ajo, cebolla, laurel, vino blanco y perejil.

Crema de calabacín

Plato con crema calabacín

Una crema sin sal para comer sin remordimiento. En una olla coloca 2 calabacines cortados en trozos junto con ½ cebolla, 3 dientes de ajo, 1 patata pelada, agua, laurel, romero, tomillo y mejorana hasta que los vegetales estén cocidos. Cuanto queden listos, bate y agrega un poco de leche. Sirve y coloca unos trozos de queso sin sal y nuez moscada.

Papas con rape

Esta comida es fácil de realizar y puede comerse como snack o plato fuerte. Para ello, pon a macerar ½ kilo de rape en limón y perejil durante 2 horas. Mientras tanto, corta en rodajas 1 kilo de papas y dora en aceite de oliva junto con unos dientes de ajo y vierte 1 vaso de vino blanco. Deja cocinar durante 15 minutos a fuego bajo. Cuando estén casi cocidas las papas, agrega el pescado, cubre con agua y sazona con laurel, perejil y azafrán. Deja que se fusionen los sabores y el pescado se cocine.

Así que empieza ampliar el panorama con sabores nuevos y dale un sí a las hierbas y especias que enaltecen el sabor para que de a poco puedas dejar la ingesta de sal. Verás que el cuerpo te lo va a agradecer y te sentirás mejor.

Archivado en Comida saludable, Recetas, Sal, Saludables
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs