Menú semanal con un contenido bajo en sodio

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Platos comidas

Debido a que tienes una enfermedad renal o cardiovascular, es necesario reducir la ingesta de sal en tu alimentación, pero si además estás intentando consumir menos sal para evitar consecuencias fatales el día de mañana es muy válido. Así que he aquí la solución con este menú semanal para que puedas hacer tu propia versión en la línea de lo saludable.

Lunes

Para iniciar la semana, el desayuno se compone de un plato de quinoa con chocolate amargo y fruta. A media mañana un tazón de leche con avena, almendras y granada. Para la comida arroz blanco con costillas y setas y, un plátano. En la merienda un vaso de leche con una rebanada de pan integral con aguacate y tomate. Por último, en la cena unas cintas de calabaza con berberechos y una manzana.

Martes

En el desayuno un tazón de leche con avena y kiwi. A media mañana un vaso de zumo de naranja y una rebanada de pan integral con pechuga de pavo y tomate. En la comida paella de quinoa e higos. En la merienda un vaso de leche con pan integral con mermelada. Para la cena un guiso de pavo con champiñones y una mandarina.

Miércoles

En el desayuno una taza de infusión y tostadas con aceite de oliva y tomate. A media mañana yogur natural con almendras y compota de pera. Para la comida tallarines en salsa de champiñones con ajo negro y una naranja. Para la merienda un vaso de leche con una tostada de pan integral con mermelada y en la cena guisado de pescado.

Jueves

Para el desayuno quinoa con manzana y canela. A media mañana un vaso de zumo de naranja y un bocado de pan integral con pechuga de pavo y aguacate. Para la comida ternera a la plancha con una ensalada de lentejas rojas y una granada. Para la merienda un vaso de leche y galletas de plátano con semillas de girasol. Por último, para la cena crema de calabaza con hierbas frescas y una manzana.

Viernes

En el desayuno un vaso de leche con pan integral y tomate. A media mañana un tazón de yogurt o leche con avena y nueces picadas. Para la comida garbanzos con langostinos y espinacas y, una naranja. En la merienda un batido de pera, kiwi y semillas de girasol. Por último, para la cena crema de coliflor con azafrán y una gelatina.

Para todas estas recetas lo ideal es adicionar hasta el final una pizca mínima de sal, o bien, no incluirla. De hecho podrías realzar el sabor agregando algunas hierbas aromáticas o especias que seguramente le van a aportar un sabor único a tus comidas. Sólo queda disfrutar de este menú y sumarle puntos a la salud.

Archivado en Comida, Comida saludable, Ingesta, Menú, Sal
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs