5 cosas que no sabías sobre las castañas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Costal con castañas

Al hablar de la castaña y a pesar de pertenecer a un árbol originario de Asia y no ser un alimento abundante que suele darse en la temporada de otoño, ha logrado mantenerse dentro de una gran tradición. Pero esto no es solo por su sabor, sino también por sus cualidades nutricionales y sus excepcionales características y versatilidad en la cocina. Sin embargo, no todos sabemos ciertas cosas respecto a este afamado alimento, por lo que valdría la pena conocer más al respecto. Así que echa un vistazo a este listado.

1. No son frutos secos

Pese a que uno piensa que las castañas son frutos secos, esto no es así. Aunque se les asigna esta categoría, difieren nutricionalmente del resto, ya que cuentan con una proporción muy alta de carbohidratos 45% y de agua 53%, así como una cantidad baja en grasa y proteínas. Por lo que una almendra tiene apenas un 3% de hidratos de carbono y 9% de agua. En cambio su contenido en grasa es de un 50% y de proteínas es mayor al de las castañas.

2. De pocas calorías

Las castañas tienen un contenido en agua de un 50% aproximadamente y una cantidad de grasa inferior a los frutos secos. Esto hace que sea un alimento con un contenido calórico más bajo, pero menos rico en grasas poliinsaturadas como el ácido linoléico y los ácidos grados monoinsaturados que incrementan los niveles de colesterol bueno.

3. Ricas en fibra

Castañas asadas

Las castañas son un alimento rico en fósforo, tiamina, vitamina B6, potasio y fibra. Este último nutriente de gran importancia, ya que de cada 100 g de castañas aportan alrededor de 7 g de fibra. Se trata de una cantidad similar a los frutos secos. La fibra aporta grandes beneficios al organismo. La saciedad es una de sus virtudes que ayuda a proteger contra la obesidad.

4. Se pueden comer crudas

Aunque lo normal es consumirlas asadas, también pueden ingerirse crudas. Pero habría que hacer hincapié que debido a su alto contenido en taninos y fibra insoluble pueden resultar un tanto indigestas. Al comerse crudas, el alimento conserva todo su porcentaje de vitaminas así como el ácido fólico. Lo que se recomienda es dejarlas almacenadas de entre 7 a 10 días para que baje el índice tánico.

5. Tiene un potente efecto laxante

Gracias a la presencia de taninos, a su bajo índice de grasas y su contenido en fibra soluble, estimula en la vesícula biliar la producción de sales biliares, lo que a su vez ayuda a generar movimientos en el tránsito intestinal favoreciendo la deposición en personas con problemas de estreñimiento.

Seguramente la próxima vez que consumas castañas prestarás más atención a estas información y ya no pasará desapercibida.

Archivado en Alimentos, Beneficios, Castañas, Saludable
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion