Mejora la concentración con estas posturas de Yoga

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mujer postura concentración

Estudios realizados recientemente señalan que el realizar Yoga ayuda a mejorar la concentración. Y es que esta disciplina va mucho más allá de lo físico, al ser una excelente práctica que ayuda a calmar la mente y nuestros pensamientos. Así que esta rutina de ejercicios van a marcar la diferencia en esos días que te sientas fuera de foco.

Postura del águila

La postura del águila es benéfica para lograr mejorar el enfoque. De hecho, recibe el nombre por el Dios hindú Garuda, el cual es conocido por su fuerza, su poder y su enfoque. Para realizarla deberás estar de pie, con las piernas juntas y las manos en la cadera. Busca focalizar la mirada frente a ti. Ahora dobla ligeramente la rodillas, levanta la pierna derecha y crúzala por encima del muslo izquierdo. Suelta las manos y llévalas frente a ti. El brazo izquierdo sobre el derecho y dobla los codos. Envuelve el brazo alrededor del otro para tratar de poner las palmas juntas. Mantén la espalda recta y respira profundamente por la nariz.

Postura del cuervo

Mujer postura cuervo

Es una excelente postura que ayuda a mejorar la atención y la concentración. Siendo un ejercicio recomendable para comenzar. Para realizarla coloca los pies a lo ancho de las caderas y lleva las manos al suelo, a una distancia de 20 cm adelante de tus pies. Fija la mirada en el suelo y lleva las rodillas a tus axilas de a poco. Comienza a balancear tu peso hacia adelante levantando un pie y luego el otro hasta lograr encontrar el equilibrio del cuerpo. Respira profundamente y mantén la concentración.

Postura del rezo

Esta postura es estupenda para ponerse en contacto con el cuerpo y ejercitar la respiración. Para realizarla deberás estar sentado con las piernas cruzadas, la espalda recta y los hombros alineados. Consiste en juntar las manos en el centro del pecho a la altura del corazón para que el cuerpo se mantenga distribuido uniformemente. Respira profundamente por la nariz notando la sensación de estas respiraciones. Lo ideal es hacer esta asana con los ojos cerrados para un mayor beneficio.

Así que cuando te sientas disperso, poco concentrado o con un déficit de foco, trata de practicar estas asanas de Yoga y verás como de a poco volverás a tener claridad en la mente y estarás enfocado en lo que estás haciendo.

Archivado en Concentración, Mejorar, Mente, Posturas, Yoga
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion