Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Ejercicios de elongación para evitar tener el músculo a tope

Mujer realizando estiramiento

El entrenamiento físico permite a las personas a tener un alto rendimiento, obteniendo atributos como agilidad, capacidad de respuesta entre otros factores que son clave para el éxito de una sesión deportiva. Los entrenamientos requieren que se lleve acabo un proceso de calentamiento que incluya estiramiento en la mayoría de los músculos. A este movimiento se les conoce como ejercicios de elongación.

De qué trata

La elongación se compone de una serie de ejercicios distintos y tienen algunas características que lo hacen particular o diferente. La elongación es gradual y progresiva, al estirar los músculos por un periodo de 20 a 30 segundos. Los movimientos pueden ser en forma de rebote, incrementando la intensidad y contrayendo el músculo para poder estirar el opuesto. Por lo regular, la elongación requiere la ayuda de una persona y no es una de las acciones que precisen un mayor esfuerzo o que ayuden a minimizar las calorías. El músculo no es exigido de sobremanera, más bien, el músculo se calienta para el ejercicio, ya que está frío en el momento de reposo y de repente lleva una exigencia muy alta que lo hace estar en un estado de tensión todo el tiempo.

Ejercicios

Ejercicio estiramiento

  1. Inclínate hacia la pared. Flexiona una pierna hacia el frente y estira la otra. Mantén la postura durante unos segundos y cambia de pierna. De esta forma se elongan las pantorrillas.

  2. Ponte de rodillas con las piernas juntas y estira el cuerpo hacia atrás sin arquearlo. Las manos deberán de estar en ángulo recto contra el suelo. De esta forma se elongan los cuádriceps.

  3. Colócate boca bajo con el cuerpo extendido y las palmas sobre el suelo. Intenta llevar la parte superior del cuerpo hacia arriba. De esta manera se elonga el cuello.

  4. En posición de sentadilla. Extiende la rodilla hasta notar la tensión en los flexores de las piernas. De esta forma se elongan los músculos de la zona lumbar.

  5. Frente a una pared, a una distancia de la longitud de los brazos. Apóyate e inclínate hacia adelante, Mantén la posición lo más tiempo que puedas. De esta forma se elonga la parte posterior de la pierna.

  6. Cruza las muñecas. Extiende los brazos hacia arriba. De esta forma se elonga los extensores de los hombros.

  7. Con un pie estirado, levanta el otro hacia el pecho. De esta manera se elongna los músculos de la cadera y de los glúteos.

Así que minimiza el riesgo de lesiones, evita problemas musculares, así como una tensión muscular y la sobrecarga con estos movimientos básicos.

Erika

Foto Erika

Soy mexicana. Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo