Sportadictos
Aviso legal | Cookies | Licencia | Contacto

Después de saber esto, seguramente querrás probar la cañihua

Plato con cañihua

Quizás, existen semillas más conocidas que otras. Sin embargo, la cañihua cada vez va tomando más adeptos debido a que presenta grandes virtudes para la salud. Así que si no sabes de que te hablo, seguramente valdría la pena conocerla para que la empieces a incluir en tu dieta.

Qué es la cañihua

La cañihua también conocida como cañahua, kuimi, millmi o canihua. Es una semilla con sabor a nuez un tanto dulzón (similar a la quinoa). Es originaria de América del Sur y precisa de pocos cuidados. Su composición es de 60% de carbohidratos, 15% proteína, 6% grasas y una porcentaje significativo de vitaminas. Incluso el potencial de antioxidantes y quercetina es muy alto.

Cuáles son sus beneficios

Ensalada con cañihua

  • No contiene gluten: para aquellas personas celíacas, la cañihua es sin duda una gran opción, ya que al no contener gluten evita tener un malestar intestinal.

  • Baja de peso: es una semilla repleta de nutrientes como el zinc, el calcio y la fibra. Esta última, ayuda a sentirse satisfecho por más tiempo, lo que resulta excelente si se quiere bajar de peso de manera natural.

  • Evita la anemia: el hierro es importante para el organismo, ya que sin él se puede tener la presencia de anemia, siendo un punto grave para la salud. Una porción de cañihua va a aportar el 60% del valor diario recomendado de hierro, mucho más de lo que brinda la quinoa.

  • Protege de los radicales libres: al ser una semilla con muchos antioxidantes, resulta ideal para proteger a las células contra los radicales libres.

  • Minimiza el riesgo contra enfermedades: es un grano vegetal, entero y saludable que ayuda a reducir el riesgo de enfermedades como derrames cerebrales, presión arterial alta, diabetes, enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer, lo que se traduce en un súper alimento.

Después de leer todo esto, seguramente ya tienes ganas de disfrutar su sabor y virtudes. Así que lo único que tienes que hacer para empezar a ingerirla es, medir dos tantos de agua por uno de semilla. Cocinar a fuego lento (sin enjuagar) durante 20 minutos. Luego tostar por otros 20 minutos en una sartén seca y listo. Verás que resulta excelente para una ensalada mixta, al mezclarse con frutas o como guarnición. Ahora bien, si se hace harina, sería eficaz para panes o sustituto de alimentos con almidón ¿Qué más se puede pedir?¿Te animas?

Última actualización: 7 de May, 2018

Erika

Foto Erika

Soy mexicana. Licenciada en gastronomía por profesión y cocinera experimental por vocación. Con un estilo de vida saludable y responsable que va de la alimentación sana y el entrenamiento constante. Perfil de Linkedin

Sigue leyendo