2 métodos de tratar un desgarro muscular

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Persona desagarro muscular

Las lesiones musculares pueden resultar incapacitantes, por lo regular se dan en personas que llevan a cabo una actividad física, pero nadie está exento a ello. Así que si presentas un desgarro leve (rotura o distención de un músculo o tendón por contraer o estirar demasiado el tejido muscular), puedes tratarlo con algunos de estos métodos. Tan solo elige el que mejor y empieza a darle alivio desde ya.

Método 1

  • Descansar el músculo: no hacer ejercicio hasta que puedas mover las extremidades sin dolor (esta molestia no debe incapacitarte al grado de dejar de realizar la acción). Si sigues sintiendo un dolor fuerte, es necesario ir al médico.
  • Aplicar hielo en la zona afectada: aplica hielo con una envoltura protectora de plástico y luego una toalla o trozo de tela delgada. Coloca sobre la zona afectada durante 20 minutos cada 2 horas en los primeros 2 días de sufrir la lesión.
  • Comprimir el músculo: para proteger la lesión, envuélvela con una venda elástica durante 48 a 72 horas (no aprietes demasiado sino cortas la circulación). Para envolver comienza en el punto más alejado al corazón y avanza.
  • Mantener el miembro lesionado en alto puedes mantener el miembro lesionado en alto, ya sea con la ayuda de almohadas, cojines o frazadas para asegurar una posición cómoda.
  • Evitar ciertas actividades: es preciso evitar ciertas actividades que pueden empeorar la situación como darse un baño de agua caliente, beber alcohol (provoca aumentar el sangrado e hinchazón), actividades físicas extenuantes y dar masajes (ocasionan sangrado),
  • Alimentarse saludablemente: es importante ingerir alimentos que contengan vitamina A y C, ácidos omega-3, antioxidantes, proteínas, ya que van a ayudar a acelerar el proceso de curación.

Método 2

  • Tomar antiinflamatorios: los antiinflamatorios no esteroideos pueden ayudar a rehabilitar el músculo desgarrado. Así que lo ideal es consumir al menos 2 a 3 días en dosis recomendadas. Recuerda no abusar, ya que puede causar efectos secundarios a largo plazo como malestar estomacal. Los antiinflamatorios no esteroideos alivian el dolor y detienen una fase de reacciones químicas que son primordiales en lo que a sanidad se refiere.
  • Usar cremas para el dolor: existen cremas antiinflamatorias no esteroideas para aplicar sobre el músculo lesionado para minimizar el dolor y la inflamación.
  • Ingerir analgésicos recetados: si la lesión es grave puede existir un dolor muy fuerte. Para ello, el doctor habría que recetar un analgésico. Ten en cuenta que las medicinas son muy fuertes, por lo que habría que verificar su dosis.

Así que es mejor ir a la segura y atender el desgarro muscular antes que sea insoportable el dolor. Solo no dejes de acudir al médico para una valoración minuciosa.

Archivado en Dolor, Lesiones, método, Músculos, salud
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs