Valeriana, sedante natural

COMPARTIR 0 TWITTEAR

infusión de Valeriana

La valeriana es una planta célebre por sus propiedades tranquilizantes. En la antigua Grecia, ya se veneraban sus beneficios medicinales y los romanos solían utilizarla como sedante. En la edad media, se empleaba para tratar la epilepsia*. Sin embargo, no fue hasta mediados del siglo XVIII cuando un médico inglés, llamado Hill, puso en evidencia las propiedades de esta planta, momento a partir del cual se ha convertido en un sedante natural, también utilizado para desórdenes nerviosos.

Quizás también te pueda interesar: Infusión de cúrcuma, una bebida de grandes atributos

Múltiples beneficios de la valeriana

Flor de valeriana

Se emplea en casos de depresión, ansiedad, hipertensión arterial leve, taquicardia, espasmos, cefaleas, colon irritable, síndrome premenstrual, cólicos, epilepsia, estrés, etcétera. Además ayuda a tratar las convulsiones infantiles y está aconsejada en los tratamientos para niños con problemas nerviosos.

La valeriana se vende seca, en trozos o en polvo. También se suele procesar y se ofrece en forma de jarabe, extracto y tinturas. De esta especie se utiliza solamente la raíz, para la cual se extrae la planta completa, después se seca y se consume. Aunque hay numerosas variedades que se diferencian por el color de las flores, todas poseen propiedades tranquilizadoras.

Tisanas de la abuela

  • Tisana para calmar los nervios: hierve una cucharada de postre de raíz de valeriana por taza durante 15 minutos. Cuela y mantén en reposo durante 10 minutos. Bebe tres tazas diarias.

  • Tisana para calmar la ansiedad: prepara una mezcla en partes iguales de valeriana, passiflora, melissa, anís estrellado e hipérico. El contenido del combinado, en una proporción de una cucharada por cada vaso de agua, debe hervirse dos minutos y dejarse reposar durante otros 10 minutos. Se cuela y se bebe cuantas veces se quiera.

  • Infusión contra el insomnio: prepara 20 g de valeriana y passiflora y la mitad de la flor de amapola y lúpulo, y en una proporción de una cucharada sopera por vaso de agua, deja hervir durante dos minutos y reposar durante otros 10. Cuela, bebe pequeños sorbos, en caliente, medio vaso cuando termines de cenar y el resto antes de acostarte.

La valeriana es un tranquilizante natural que no genera adicción y que resulta ideal para diferentes dolencias. Los efectos secundarios de la valeriana son muy raros, por lo que se considera una planta segura; pero no se aconseja prescribirla en forma discontinua. No obstante, a pesar de todos sus beneficios, está contraindicada en mujeres embarazadas o que estén amamantando.

Te recomendamos leer: Infusión de menta y naranja para limpiar el hígado

Muchas son las personas que cada noche beben una taza de infusión de valeriana para poder conciliar el sueño rápidamente o calmarse luego de un día estresante. Ahora que ya conoces sus beneficios y propiedades, ¿qué esperas para preparar alguna de estas tisanas?

Archivado en Ansiedad, Hierbas, Hipertensión, Infusión, , Tranquilidad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (3)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs