El cobre y su relación con la salud

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cápsula con alimentos

El cobre (Cu) es un micromineral esencial para los seres vivos. Al ser un elemento de origen natural, se encuentra presente en todo lo que nos rodea. El cobre es imprescindible como parte de la dieta y es primordial para nutricionistas y médicos. De manera natural, se puede obtener de varios alimentos y del agua que ingerimos. El sistema digestivo asimila la cantidad necesaria por medio de la homeostasis, mientras que el exceso lo excreta, ya que en cantidades elevadas resulta tóxico.

Importancia del cobre en el desarrollo

El cobre resulta básico en el crecimiento y desarrollo de la persona, interviene en la formación de hemoglobina, glóbulos rojos y blancos, colabora en el fortalecimiento de los huesos, interviene en el metabolismo de la glucosa y el colesterol, participa en la integridad del sistema nervioso central, ayuda en el transporte del hierro, se inmiscuye en la asimilación de la vitamina C y la contracción del músculo cardíaco. Asimismo, resulta importante para las mujeres embarazadas, los recién nacidos y el desarrollo del feto.

Por tanto, una deficiencia en los niveles de cobre puede resultar peligroso, ya que puede ocasionar anemia, anomalías óseas, complicaciones en el sistema nervioso e inmunológico, la tiroides, el páncreas, los riñones, los pulmones, problemas cardíacos y circulatorios.

Alimentos que contienen cobre

Alimentos ricos cobre

  • Calamar y langosta. 100 g de calamares aportan unos 2.1 mg de cobre. En cambio 100 g de langosta proporciona 1,9 mg de cobre.
  • Nuez, anacardo, almendra, pistacho, cacahuate y anacardo. 100 g de estos frutos secos aportan 3 mg de cobre.
  • Paté de hígado. Una cucharada de paté aporta 0,5 mg de cobre.
  • Semillas de sésamo. 100 g de semillas de ajonjolí cuenta con 4,1 mg de cobre.
  • Ostra. 100 g de ostras aportan de 1-6 mg de cobre (dependiendo la variedad de ostra).
  • Chocolate. 100 g de chocolate aporta 3,8 mg de cobre.
  • Tomate secos. 2 tazas de tomates contienen 1,4 mg de cobre
  • Semillas de girasol. 100 g de semillas de girasol cuentan con 1,8 mg de cobre.
  • Hierba secas. El orégano, la albahaca, el tomillo, el perejil y la mejorana son hierbas ricas en cobre.
  • Calabaza asada. 100 g de calabaza aporta 1,4 mg de cobre.

Así que para mantener el cuerpo saludable y lleno de energía, no hay nada mejor que brindarle los nutrientes necesarios para que pueda desempeñar las funciones como debe ser.

Archivado en Alimentos, Desarrollo, Minerales, Organismo, salud
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs